Viernes 12 de Abril de 2019

Colegio de Constructores A.G.:

Piden restablecer la obligatoriedad de las ITO en obras de urbanización

El D.S. 52, que reglamenta la Ley N° 20.703 y que señala las obligaciones y atribuciones del ITO, actualmente está en consulta pública, porque para el caso de las obras de pavimentación urbana bajo tuición Serviu, ya no existe el ITO, sino el fiscalizador de obra.

La obsolescencia y contradicción de leyes, ordenanzas, instrumentos de planificación y normas que rigen la actividad de la construcción en nuestro país son en la actualidad, a juicio del Colegio de Constructores A.G., los aspectos más complejos a la hora de hacer una Inspección Técnica de Obras (ITO).

En este contexto, el presidente nacional de la entidad, José Miguel Correa Alliende, destaca que la Ley 20.703, que regula el Registro Nacional de Inspectores Técnicos de Obra, ha sido, en general, muy positiva para la actividad porque ordena el proceso en término de responsabilidades de cada profesional, sus inhabilidades e incompatibilidades, dejando además claro cuáles son las infracciones y sus sanciones.

“Sin embargo, en el caso de las obras de urbanización, las ITO fiscales no generalmente son profesionales competentes —entendiéndose como profesionales competentes las profesiones de constructores civiles, ingenieros constructores o ingenieros civiles— y el Estado asume el rol con funcionarios que no siempre tienen esas profesiones. Desde este punto de vista es altamente negativo para la actividad no tener profesionales competentes en las ITO, quienes tienen el control de calidad de la obra y la gestión eficiente en el desarrollo de esta”.

Cabe destacar que atendiendo las observaciones de la Contraloría General de la Republica al D.S. N° 52 para incluir las ITO en obras Serviu, aclara que la Ley de 9648 de Pavimentación Comunal fue modificada en 2006 eliminando la figura del Inspector Técnico de Obras por el de Fiscalizador de Obras.

“A juicio de nuestra orden profesional, tal denominación (fiscalizador) no es la función correcta con la función de un ITO, quienes para el caso de la construcción de obras de urbanización con inversión privada o inversión fiscal, compete la figura de un profesional competente del rubro, ingeniero civil, constructor civil o ingeniero constructor que desarrolle la labor de ITO. Esta función es la que debe desarrollar el ITO tanto en obras de tuición del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) como de tuición del Ministerio de Obras Públicas (MOP), además de la Municipalidad de Santiago para el caso específico de la Ley de Pavimentación Comunal”.

El D.S. 52, que reglamenta la Ley N° 20.703 y que señala las obligaciones y atribuciones del ITO, actualmente está en consulta pública, porque para el caso de las obras de pavimentación urbana bajo tuición Serviu, ya no existe el ITO, sino el fiscalizador de obra, “figura que no da cuenta de los términos del profesional ITO, quien bajo sus funciones debe velar por la correcta ejecución de la obra y tiene competencias en la calidad técnica de la obra”.

Precisa que el Titulo II del D.S. 52 establece el campo de aplicación de la labor del ITO, que en el caso de obras de urbanización solo se remite a inspeccionar en vías expresas las partidas de infraestructura, dejando excluidas las partidas que conforman el pavimento, entendiéndose como tal las capas de sub bases, bases y carpetas de rodado tanto en pavimentos flexibles como pavimentos rígidos. “La zona urbana está mayoritariamente compuesta por vías troncales, colectoras, de servicio y locales, no obstante no se considera establecer la obligatoriedad de la ITO en estas obras”.

Funciones

Fiscalizar el fiel cumplimiento de los documentos que integran el expediente del permiso de edificación, controlar la gestión de calidad comprometida y verificar las recepciones parciales y definitiva son en la actualidad las funciones que debe cumplir el ITO.

“El ITO es un ente independiente que fiscaliza todo el proceso de la construcción, desde el riguroso cumplimiento de lo señalado en los planos de arquitectura, ingeniería y especialidades y sus respectivas memorias, informes y especificaciones, hasta la coordinación con los distintos profesionales involucrados en el proyecto, en las recepciones parciales y finales —dejando registrado los eventos principales en el Libro de Obras—, comprobando, por último, la aplicación de medidas de control y gestión de calidad comprometidas por la constructora”, destaca Correa.

A su juicio, las ITO deberían ser personas naturales o jurídicas con experiencia acorde a la magnitud del proyecto a fiscalizar y entre los requisitos que deben tener figuran ser profesionales de la construcción licenciados, estar inscritos en los registros de ITO y ser independientes de todo vínculo con los profesionales involucrados en el proyecto. “Además con experiencia en inspección, responsables en la gestión y en el tiempo de dedicación, y con conocimientos apropiados en el uso de las nuevas tecnologías”.

Formación

José Miguel Correa sostiene que si bien el actual ordenamiento legal establece que las carreras de construcción civil y de ingeniería en construcción pueden ser impartidas por universidades e institutos profesionales, la formación académica no es similar ni siquiera cercana en sus mallas curriculares ni contenidos, además de la falta de licenciatura en el grado académico de estos últimos.

“Los profesionales que trabajen en ITO —en obras de edificación y urbanización— deben ser aquellos que han aprobado un programa de estudios, que comprenda todos los aspectos del área del conocimiento de la disciplina de la construcción. Esto es, tener el grado de licenciado, para tener las competencias y capacidades técnicas necesarias para cumplir con los objetivos exigidos, en un país sísmico como lo es Chile, y con la complejidad de sus construcciones”.

Este contexto, destaca que una de las materias en que Chile debe avanzar para mejorar las ITO, es en la calidad de los profesionales, porque en ellos recae la primera responsabilidad para una buena gestión. Hoy se puede aprender sobre ITO en universidades o instituciones ligadas a la actividad de la construcción, como por ejemplo, el Colegio de Constructores A.G.

Nuevas tecnologías

Aunque el uso de metodologías como BIM, LastPlanner o Lean Contruction, entre otras, es opcional, para el presidente nacional del Colegio de Constructores Civiles, estas constituyen un gran aporte porque permiten manejar mucha información en forma paralela, permitiendo un control integral y permanente del proyecto. “En general, las ITO las han adoptado con mucho entusiasmo porque permiten un trabajo de control más prolijo, extenso y detallado optimizando los tiempos y la mano de obra”.

Minvu

La División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional destaca que la Inspección Técnica de Obra tiene un

impacto directo en la calidad de los proyectos.

2

Héctor Hidalgo, presidente del Grupo de Trabajo de ITOs de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), analiza los alcances de la ley.

2

Una gran diversidad de servicios de alto estándar en materia de ITO ofrecen numerosas empresas en el mercado nacional.

3 a 6

VOLVER SIGUIENTE