Martes 14 de Mayo de 2019

Mariane Krause en su primera entrevista como presidenta de Conicyt:

“No sacamos nada con ser top one en el desarrollo del vino si tenemos las más altas tasas de depresión”

La autoridad cree que las ciencias sociales también debieran ser parte de las áreas prioritarias definidas para la investigación científica. Además, dice: “No estoy feliz con el porcentaje del PIB destinado a la ciencia”.

Alexis Ibarra O.

En la nueva oficina de Mariane Krause no hay nada que refleje a su nueva moradora: ni una fotografía, ni un recuerdo de algún viaje. “No he puesto nada aún”, dice, tras dos semanas en el cargo.

Esta psicóloga, doctorada en la U. Libre de Berlín, sabe que su puesto tiene una fecha de expiración y que probablemente sea la última presidenta del consejo de Conicyt, la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, institución que en algunos meses más se convertirá en un agencia bajo el alero del nuevo ministerio de Ciencia y Tecnología.

En los días que lleva a cargo, ha recorrido piso por piso para interiorizar al personal sobre la transformación que se avecina. “Mi tarea es liderar el proceso de transición. Lo que juega a mi favor es que tengo experiencia en procesos de cambio, porque esa es mi área de estudio. Lo que juega en contra es que no tenemos mucho tiempo”.

“El gran desafío de Conicyt es transformarse, y ese es un proceso participativo. Esto implica que vamos a crear entidades al interior de los distintos programas en que se van a analizar las fortalezas y debilidades”.

—¿Y eso no se hacía antes?

“Desconozco si se hacía o no; pero lo que sí tengo claro es que necesitamos más datos. Por ejemplo, no estoy dispuesta a cambiar las bases de un instrumento si es que antes no se ha medido el efecto que ha tenido. En muchas instituciones hay un énfasis en el hacer y no tanto en la evaluación del impacto de lo que se hace. Mi meta es que se mantengan las mejores prácticas, pero que al mismo tiempo que seamos capaces de ejercer la autocrítica y revisar aquellos procedimientos e instrumentos que no han dado buenos resultados”.

—¿Como cuáles?

“Un tema crucial es la postulación a concursos. No tenemos procedimientos que sean idénticos para los distintos instrumentos o concursos que hay en Conicyt. Por ejemplo, estamos transformando la evaluación curricular para apoyo a posdoctorados, pero no la hemos transformado para otros instrumentos. No podemos ir evaluando con varas distintas”.

La presidenta de Conicyt cree que otro cuello de botella es la evaluación por pares. A los investigadores que evalúan no se les remunera y cuesta encontrar a quienes realicen esta labor.

“Personalmente, pienso que es interesante la posibilidad de profesionalizar las evaluaciones e internacionalizarlas. No queremos que existan evaluadores profesionales, pero sí que se remunere la actividad. En cuanto a la internacionalización, agregar a algunos integrantes a los comités de evaluación puede aportar conocimiento de cómo se desarrolla la ciencia en otros lugares y también nos ayuda a una evaluación más objetiva”, dice.

—En la nueva institucionalidad habrá instrumentos que vienen desde diferentes entidades y que podrían estar replicados. ¿Qué harán al respecto?

“Obviamente, no vamos a convertirnos en agencia teniendo instrumentos duplicados. El ministro está trabajando en una política de centros, ya que actualmente confluyen aquellos que son financiados y regulados por Conicyt y aquellos que vienen de la Iniciativa Científica Milenio. Los centros que ahora existen van a seguir, pero en el futuro los instrumentos tienen que estar integrados”.

—En algunos instrumentos de financiación se privilegian aquellos que tengan que ver con áreas prioritarias (desastres naturales, recursos hídricos, etc.). ¿Cree que es una buena política?

“Soy una convencida de que necesitamos que la ciencia libre y la priorización de áreas convivan. Y la razón es simple: mucho de los más grandes descubrimientos científicos son frutos del azar, y si uno comienza a restringirlo todo, se resta esta posibilidad. Pero la ciencia chilena tiene que estar al servicio de país y, por lo tanto, debemos definir áreas prioritarias. Son necesarias y debemos definirlas de acuerdo a lo que Chile necesite para su desarrollo”.

—¿No quedarían fuera las humanidades o las ciencias sociales?

“Al hablar de áreas prioritarias, no se trata solo de investigar sobre recursos hídricos, sino también sobre el impacto de nuestras políticas educacionales o el de las políticas de salud. Chile necesita que haya una vinculación de la ciencia con su desarrollo social. No sacamos nada con ser top one en el desarrollo del vino, si en simultáneo tenemos las más altas tasas de depresión”.

—El ministro Couve dijo que la discusión sobre el porcentaje del PIB destinado a la ciencia le parecía obsoleta. ¿Lo comparte?

“Hablar de que queremos más inversión en ciencia sin especificar en qué, es una discusión vacía. Necesitamos políticas, planes de acción e instrumentos. No estoy feliz con el porcentaje del PIB destinado a la ciencia, pero tenemos que profundizar para qué queremos los recursos”.

—El Ministerio de Ciencia no tuvo representación en la reciente gira presidencial a China. ¿Qué opina?

“No creo que estemos totalmente maduros para eso. Cuando tengamos claro las políticas para articular el sector privado con la ciencia en Chile, al punto de que haya una mayor inversión, vamos a tener las condiciones para entendernos con otras naciones en el ámbito de los negocios”.

“No sacamos nada con ser top one en el desarrollo del vino si tenemos las más altas tasas de depresión”

Mayor cifra en 25 años:

EE.UU. suma más de 800 casos de sarampión durante el 2019

El número total de casos de sarampión en Estados Unidos superó los 800, lo que aumenta la cuenta de lo que ya es el mayor registro de casos en el país en 25 años, según datos entregados ayer por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés) de ese país.

Hasta la semana pasada había un total de 839 casos reportados, la mayor cantidad desde 1994, cuando se registraron 963 casos en todo el año.

En total, 23 estados han reportado casos en lo que va de 2019. La gran mayoría de las enfermedades se han registrado en Nueva York, principalmente entre personas de las comunidades judías ortodoxas que no están vacunadas.

El sarampión alguna vez fue común en EE.UU., pero gradualmente se convirtió en una enfermedad inusual, luego de las campañas de vacunación que comenzaron en la década de 1960.

Espejo principal del LSST ya está en Cerro Pachón

El espejo más importante del Large Synoptic Survey Telescope (LSST) que mapeará desde el 2022 y cada cuatro días el cielo completo, ya llegó a Cerro Pachón (valle del Elqui). La estructura de 8,4 metros de diámetro llegó el miércoles a Coquimbo desde Estados Unidos y luego fue trasladada durante cuatro días en un camión de 72 ruedas hasta su destino. El vehículo incluso atravesó el túnel Puclaro, el punto más estrecho de la ruta, como se ve en la segunda foto.

En personas con sobrepeso u obesidad:

Consumir palta reduce el apetito y aumenta la sensación de saciedad

Comer esta fruta en el desayuno modifica los niveles de hormonas asociadas al hambre, según un estudio.

JANINA MARCANO

Un simple cambio en la dieta puede ser una importante forma de suprimir el hambre y aumentar los niveles de saciedad, elementos que podrían ayudar a mantener la obesidad a raya al evitar el consumo innecesario de alimentos.

Según una nueva investigación publicada recientemente en la revista Nutrients, estos beneficios se obtienen al incluir palta en el desayuno.

Para llegar a estos resultados, científicos del Centro de Investigación sobre Nutrición del Instituto de Tecnología de Illinois (EE.UU.) estudiaron a 31 participantes de entre 20 y 65 años que tenían sobrepeso u obesidad. Estos fueron divididos en tres grupos para tomar un desayuno de prueba: uno consumió un bagel, melón, avena y una limonada; otro comió un bagel, media palta Hass mediana y queso crema; y el tercero desayunó un bagel y una palta Hass mediana completa.

Los tres grupos consumieron la misma cantidad de calorías.

Al final del estudio, los científicos descubrieron que quienes consumieron palta reportaron menos hambre y una mayor sensación de saciedad seis horas después del desayuno.

Pero además los investigadores midieron estos efectos a nivel hormonal. Y encontraron resultados similares: los niveles del péptido YY, una hormona intestinal asociada a la supresión del apetito, aumentaron más en los grupos que comieron palta, mientras que los niveles de grelina, hormona asociada a un mayor apetito, bajaron.

“Es un estudio interesante que abre todo un campo de investigación para saber cuál es el componente que tiene la palta Hass que produce estos cambios”, opina Eliana Reyes, nutrióloga de la Clínica Universidad de los Andes.

Eso sí, por ahora, estos resultados no pueden extrapolarse a otros tipos de palta, advierte la doctora.

“Estudios futuros tendrán que entender cuál es el componente y ver si esa misma sustancia está en otros tipos (de palta)”, dice.

Y agrega que aunque se trata de un alimento conocido por su alto contenido de grasa, media palta puede ser consumida a diario. “La palta tiene grasa, pero de buena calidad, por lo tanto, no sería nefasto consumirla. Lo importante es mantener control de las calorías el resto del día”, puntualiza Reyes.

Aniversario de hazaña espacial:

La NASA invita a compartir historias de la misión Apolo 11

A propósito de los 50 años de la llegada del hombre a la Luna —fecha que se conmemora el próximo 20 de julio—, la NASA invita a compartir recuerdos relacionados con la misión Apolo 11, que en 1969 permitió que el astronauta Neil Armstrong se transformara en la primera persona en caminar por sobre la superficie lunar. El llamado es a compartir cómo se vivió la exploración lunar desde la Tierra, comentando a través de un audio una historia relacionada con esta hazaña. Los audios pueden grabarse a través de un computador o usando aplicaciones de voz en celulares. Uno de los requisitos es que lo que se diga esté en inglés.

La fecha límite para enviar historias es hasta el 31 de diciembre, pero quienes envíen audios antes del 14 de junio tendrán la oportunidad de aparecer en un especial que la NASA prepara a propósito del aniversario. Las grabaciones se deben enviar a apollostories@mail.nasa.gov.

VOLVER SIGUIENTE