Miércoles 11 de Septiembre de 2019

Umbral que establece la ciencia para frenar el cambio climático:

Gran parte de Latinoamérica superará los 2 °C de aumento de temperatura en 10 años más

Es la advertencia de un informe de la FAO, que forma parte de una serie de 33 investigaciones sobre los desafíos rurales, agrícolas, alimentarios y ambientales que enfrenta la región.

Richard García

En menos de una década, la mayor parte de la cuenca del Amazonas, Bolivia, los Andes peruanos, Venezuela y el oriente de Colombia, presentarán el temido aumento de 2 °C en la temperatura media del planeta respecto de los inicios de la revolución industrial, y que espera revertir el Acuerdo de París sobre cambio climático.

América Central, México y el Caribe, en tanto, superarán esa barrera hacia 2040. Los últimos en remontarse sobre ese umbral serán la Patagonia chilena y argentina, entre 2065 y 2075.

Así lo reconoce un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que forma parte de una serie de 33 investigaciones sobre los desafíos rurales, agrícolas, alimentarios y ambientales de la región para conseguir los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU (https://bit.ly/2ZFqzBA).

Entre las consecuencias, se prevé para 2050 una disminución de la producción de trigo en zonas de riego de Argentina. Algo parecido ocurrirá en México, América Central, el norte de Sudamérica y el noreste de Brasil con el maíz y los porotos.

Preocupa también el futuro de las plantaciones de café de Centroamérica. “El café de calidad solo se da en ciertas alturas sobre el nivel del mar, pero esas alturas ahora se van a mover, van a subir. ¿Qué vamos a hacer con esos cientos de miles de campesinos que viven acá y que en sus campos no van a poder producir café?, ¿como vamos a hacer para moverlo a otras zonas?”, se preguntó el ingeniero agrónomo argentino Martín Piñeiro al comentar ayer los resultados en la sede de FAO en Santiago.

No hay ganador

Piñeiro, asesor especial del director general de la organización internacional, reconoce que para hacer frente a este y otros desafíos, se requerirán de inversiones enormes y de un esfuerzo público y privado gigantesco.

En los documentos se indica que, con el aumento de temperatura, países del cono sur, como Argentina y Uruguay, tendrían las condiciones para producir más leche, pero esto será a costa de otros países, como Perú, Ecuador y Colombia, que perderían esa capacidad. “Y puede que en producción lechera, a lo mejor, Argentina gane, pero va a perder en trigo y en muchas otras cosas. El balance es que no hay ganador”, señala Piñeiro.

El mundo va a presentar una mayor demanda de alimentos y el hemisferio va a ser la principal región exportadora. “Toda Asia será un gran mercado para los productos agropecuarios, incluyendo India. Esto, en parte, es porque el hemisferio americano tiene la mejor dotación de recursos naturales para la producción y es el continente que ha tenido la principal revolución tecnológica”, asegura Piñeiro.

Otro tema identificado como urgente es el desarrollo de una ganadería sustentable. “Hay todo un tema hoy de criticar a la carne, pero tenemos cientos de millones de consumidores emergentes en los países de Asia que por primera vez tienen los ingresos necesarios para consumirla. Esto que se dice de que hay demasiada carne es un promedio global y si bien puede que haya mucho más que la necesaria en algunos países del norte, no es así en muchos de África o Asia, donde nunca la han comido y quieren hacerlo”.

La pesca también plantea un desafío serio a la luz del aumento de la temperatura, advirtió Carolina Trivelli, investigadora del Instituto de Estudios Peruanos. “Se reducirá en 40% la extracción. Esto ya está afectando aguas relevantes para la pesca, haciendo que se desplacen especies”, advierte. Esto traerá un impacto tanto en la disponibilidad como diversidad de ellas.

Publicidad

Animal volador:

Pariente del pterosaurio de 75 millones de años fue encontrado en Canadá

Una especie de pterosaurio gigante, con la envergadura de una avioneta y que existió hace más de 75 millones de años (Cretáceo), fue descubierta en Canadá por investigadores de la U. del Sur de California (USC).

La especie, bautizada como Cryodrakon boreas o Dragón Congelado del Norte, fue hallada en el Dinosaur Provincial Park, patrimonio de la Unesco, ubicado en el sur de Alberta (Canadá). Michael Habib, investigador del Instituto de Dinosaurios del Museo de Historia Natural del Condado de Los Angeles, y también científico de la USC, explicó que “al igual que los animales voladores de hoy, el estudio (de esta especie) podría llevar a importantes pistas sobre cómo los animales respondieron a los principales cambios en el clima”.

Cambios en el tejido adiposo:

Descubren por qué se engorda al envejecer

Muchas personas luchan por no subir de peso a medida que pasan los años. Y un estudio del Instituto Karolinska (Suecia) descubrió por qué se trata de una tarea tan compleja: el recambio de lípidos en el tejido adiposo disminuye durante el envejecimiento y facilita el aumento de peso, incluso si no se come más.

En la investigación, los científicos estudiaron a 54 hombres y mujeres durante 13 años, en promedio. En ese tiempo, todos los voluntarios mostraron disminuciones en el recambio de lípidos en el tejido adiposo, que es la velocidad a la que se eliminan y almacenan los lípidos (o grasas) en las células adiposas.

Los que no compensaron eso comiendo menos calorías aumentaron de peso, en promedio, en un 20%.

Lanzamiento se realizó ayer, en Cupertino, California:

Apple presentó tres nuevos teléfonos con un mayor énfasis en la fotografía

El 11 Pro y 11 Pro Max incluyen tres cámaras para tomar fotos con calidad profesional. También está el iPhone 11, que es el más económico.

A. Ibarra O.

Ya es una tradición que septiembre sea el mes en que Tim Cook se para en el escenario del teatro Steve Jobs, en el edificio corporativo de Apple, para presidir el lanzamiento más esperado del año: los nuevos teléfonos iPhone.

Esta vez fueron tres. El primero de ellos es el iPhone 11, un continuador de lo que era el iPhone XR, teléfono de menor precio y características no tan poderosas. A un precio de US$ 699, es US$ 50 más barato que el XR cuando fue lanzado. Se puede elegir entre seis colores diferentes y como novedad se incluyen dos cámaras de 12 megapixeles, una de ellas un gran angular. Tiene sonido inmersivo y su cámara para selfies puede grabar videos en 4K y en cámara lenta.

El plato fuerte fue el iPhone 11, con dos versiones: una más pequeña, con pantalla de 5,8 pulgadas, y el iPhone 11 Max, que tiene una de 6,47 pulgadas.

En la presentación se profundizó en sus capacidades fotográficas, ya que por primera vez un teléfono Apple incluye tres cámaras con distintos lentes: un gran angular, un teleobjetivo y un ultra gran angular. Combinadas con inteligencia artificial y la capacidad de procesamiento de su chip A13, permiten captar fotos con mayor detalle, en condiciones de escasa luminosidad y más realistas, que, según la compañía, son de calidad profesional.

Otra característica que se destacó en la presentación fue la duración de la batería. En el caso del iPhone 11 Pro Max, serían unas 18 horas, cinco horas más que el iPhone XS que se lanzó el año pasado. En comparación, la batería del Samsung Galaxy Note 10 Plus dura 21 horas.

Para Marcelo Ponce, gerente de negocio de MTek, tienda de venta y servicio técnico, el lanzamiento será bien recibido por los usuarios de Apple ya que hay novedades que apreciarán, como las tres cámaras o la mayor duración de la batería. Pero al comparar estos nuevos teléfonos con otros de diferentes marcas, “Apple queda al debe en muchos aspectos”, dice. “Por ejemplo, el Huawei P20 Pro —lanzado en 2018— ya tenía triple cámara Leica de 40MP, 20MP y 8MP y una frontal de 24MP”. Las presentadas hoy son de 12 MP cada una, por lo que Apple parece estar rezagada en su oferta, agrega.

Dividendos a largo plazo:

Adaptarse al cambio climático trae grandes beneficios económicos

Invertir en iniciativas que ayuden a las comunidades a adaptarse a los impactos del cambio climático supone dividendos económicos a largo plazo, concluye un reporte de la Comisión Global de Adaptación, un grupo de líderes encabezado por el ex secretario general de la ONU Ban Ki-moon; el fundador de Microsoft, Bill Gates, y la directora general del Banco Mundial, Kristalina Georgieva. Según plantea el informe, si entre 2020 y 2030 se invierten 1,8 billones de dólares en proyectos de adaptación, los beneficios económicos podrían llegar a ser de 7,1 billones de dólares.

Esto, porque la adaptación al clima trae un triple dividendo al evitar futuras pérdidas, impulsar la innovación y crear beneficios sociales y ambientales.

“La adaptación no solo es lo correcto, es algo inteligente de hacer para fortalecer el crecimiento económico y crear un mundo resiliente al clima”, indicó Ban Ki-moon a propósito de los resultados, que se dan a conocer a días de la Cumbre de Acción Climática de Naciones Unidas, que se realiza en Nueva York el 23 de este mes.

VOLVER SIGUIENTE