Sábado 14 de Septiembre de 2019

cambio de escala

“Así como en la arquitectura, los muebles también tienen diseño, estructura; una forma de empalmarse. Solo es trabajar a escala más pequeña”, asegura Santiago Vicuña. Con su empresa Mocán, sus creaciones destacan por su simpleza.

Texto, Paula Donoso Barros. Retrato, José Luis Rissetti. Fotografías, gentileza Mocán.

Vuelta al diseño

Arquitecto de la UC, Santiago trabajó un par de años en una oficina y poco tuvo que ver con muebles hasta 2017. Entonces, a la vuelta de un viaje por India y Nepal, decidió concretar la idea que le rondaba desde que en la universidad tuvo un ramo integrado con la carrera de Diseño, donde el profesor Ricardo Garretón, hijo del fundador de la reconocida fábrica de muebles Singal, los hizo trabajar en el pañol de herramientas. “Me gustó la escala: todo depende de uno, no hay un calculista que influya. Es más rápido, uno piensa, diseña, fabrica y ve el resultado”.

“Me siento súper arquitecto haciendo muebles”, dice Santiago Vicuña, quien dejó su profesión para saltar al diseño de mobiliario y creó Mocán, donde fabrica mesas, sillas, estantes. Su primera aparición pública fue en la recién pasada Semana de la Madera, donde llevó una banca y una mesa de centro para darse a conocer en vivo. Mientras, en su taller trabaja por encargo y aumenta los desafíos: ahora último, una mesa de comedor y 12 sillas de ciprés de las Guaitecas, de árbol caído, que aparte de ser “un trabajo de gran envergadura”, va en la línea de darle un sentido a lo que hace. “Tengo una alianza con Cultiva y por cada mueble que vendo plantamos un árbol en conjunto. Se trata de poner un poco de sustentabilidad al círculo: rescato la madera, hago un mueble bonito y replantamos el bosque”.

Su línea de mobiliario, en la que trabaja solo con ensambles y encolados, es muy simple. “Tal vez sea hasta más complejo diseñar con menos elementos, pero me gusta que sean livianos”. Y, al mismo tiempo, protagónicos: “Apelo a que alguien entre a un espacio y le gusten mis muebles por ser distintos; porque muestran la madera tal cual es, al natural, sin teñidos”.

Publicidad
VOLVER SIGUIENTE