Martes 14 de Enero de 2020

Novedades de la Feria CES, de Las Vegas:

La movilidad urbana será eléctrica, con vehículos autónomos y taxis voladores

Para evitar la congestión, la apuesta es por aparatos que surcan el aire con capacidad para cinco pasajeros. Los fabricantes promueven el uso de minibuses inteligentes para fomentar los viajes compartidos.

Alexis Ibarra O.

Para moverse entre las distantes locaciones en que se desarrolló la feria tecnológica CES, de Las Vegas, lo mejor era tomar un taxi. Si la suerte soplaba a favor, arribaba un auto blanco con dos personas sentadas en los puestos del piloto y copiloto.

Eran los vehículos autónomos que la aplicación Lyft y la empresa tecnológica Aptiv habilitaron para recorrer las calles de Las Vegas. Los autos se detenían ante el semáforo en rojo y circulaban prudentemente por las calles de una ciudad atestada de personas. El conductor solo tomaba el volante en maniobras más complicadas, como salir de un estacionamiento.

De a poco, la feria tecnológica más importante del mundo —que concluyó el viernes— se ha convertido en una vitrina para los fabricantes de autos, que despliegan su visión de lo que será el futuro de la movilidad urbana.

Toyota fue el más revolucionario, ya que no solo mostró un nuevo vehículo, sino que también sus planes para diseñar una ciudad inteligente para dos mil personas a los pies del monte Fuji.

La urbe —llamada Woven City (ciudad tejida, dado que todo estará interconectado)— debería comenzar a construirse en 2021 y servirá para poner a prueba sus nuevos vehículos, como el e-Palette, un minibús eléctrico y autónomo que es la base de su filosofía, que entiende la movilidad como un servicio. La ciudad también servirá para promover el uso de energía sustentable.

“Construir una ciudad desde cero es una oportunidad única para desarrollar tecnologías futuras. Con personas, edificios y vehículos conectados entre sí a través de datos y sensores. Podremos probar la inteligencia en el ámbito virtual como en el físico y amplificar su potencial”, dijo Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corporation.

Este año, los pabellones de la CES se convirtieron en una especie de Salón del Automóvil con empresas como Audi, BMW, Daimler (Mercedes), Ford, Honda, Hyundai y Nissan mostrando los prototipos de vehículos autónomos y eléctricos.

Una de las tendencias es la de los vehículos voladores para ser usados como taxi de pasajeros. Hyundai y Uber no solo anunciaron un acuerdo, sino que mostraron el prototipo en tamaño real de lo que será su solución de movilidad aérea que estaría disponible en 2023.

El SA-1 —como lo llamaron— será completamente eléctrico, alcanzará una velocidad de 290 km/h y realizará trayectos de hasta 100 km.

Hyundai se encargará de su fabricación, mientras que Uber aportará la logística para conectar a los pilotos con los pasajeros y gestionar la llegada y recogida de usuarios en los helipuertos.

En su exhibición en CES, Hyundai explicaba que estos vehículos son parte de una logística mayor, en que los autos voladores —que funcionan con rotores como los drones— parten de un centro, el S-hub, que en el techo tienen una plataforma de despegue y a nivel de suelo, túneles desde los que partirían minibuses autónomos, como el M. Vision S.

Bell, empresa fabricante de helicópteros, también apostó por los taxis voladores. En la CES presentó su Nexus 4EX, vehículo que trasladará hasta a cinco pasajeros gracias a sus cuatro rotores. Su velocidad crucero es de 241 km/h y podrá recorrer hasta 100 km.

En tanto Sony, compañía ligada a aparatos electrónicos, sorprendió al exhibir un vehículo autónomo, el Vision-S, que tiene 33 sensores para reconocer su entorno y que funciona con electricidad. Siguiendo fiel a su tradición, la empresa japonesa también hizo hincapié en el equipamiento interior con sonido envolvente, pantallas que se toman todo el panel del conductor y un avanzado sistema de entretenimiento a bordo.

Data de hace unos 7 mil millones de años:

Material más antiguo que se preserva en la Tierra tiene mayor edad que el Sol

Fragmento de polvo estelar estaba dentro de un meteorito caído hace 50 años en Australia.

Las estrellas tienen ciclos de vida. Nacen cuando pedazos de polvo y gas que flotan en el espacio se encuentran y se calientan. Se queman por millones o miles de millones de años, y finalmente mueren. En ese momento, lanzan las partículas que se formaron en sus vientres hacia el espacio, y esos pedazos de polvo de estrellas eventualmente forman nuevas estrellas, junto con nuevos planetas, lunas y meteoritos.

Justamente en un meteorito que cayó hace cincuenta años en Australia, científicos del Museo Field de Chicago identificaron polvo de estrellas que se formó entre 7 mil millones de años y 5 mil millones de años atrás. El hallazgo aparece descrito en la edición de esta semana de la revista Proceedings, de la Academia de Ciencias de EE.UU.

“Estos son los materiales sólidos más antiguos jamás encontrados, y nos cuentan cómo se formaron las estrellas en nuestra galaxia”, dice Philipp Heck, curador del Field Museum, profesor asociado de la Universidad de Chicago y autor principal de la investigación.

Los materiales que examinaron Heck y sus colegas se llaman granos minerales presolares, porque se formaron antes de que naciera el Sol. “Son muestras sólidas de estrellas”, dice Heck. Estos trozos de polvo de estrellas quedaron atrapados en meteoritos donde permanecieron sin cambios durante miles de millones de años, convirtiéndolos en cápsulas de tiempo del período anterior al sistema solar.

Pero los granos presolares son difíciles de encontrar. Se hallan solo en un cinco por ciento de los meteoritos que han caído a la Tierra y son pequeños: cien de los más grandes cabrían en el punto al final de esta oración.

Los granos presolares para este estudio fueron aislados a partir del meteorito Murchinson, que cayó en Australia en 1969.

La clave para determinar su edad fue su tiempo de exposición a los rayos cósmicos, que son partículas de alta energía que vuelan a través de nuestra galaxia y penetran en la materia sólida. Algunos de estos rayos cósmicos interactúan con la materia y forman nuevos elementos. Al medir cuántos de ellos están presentes, se puede determinar su tiempo de exposición. Los investigadores concluyeron que algunos de los granos presolares de su muestra eran los más antiguos descubiertos.

Hasta ahora los granos presolares más antiguos eran los hallados en un meteorito caído en Egipto en 2013 y que datan de poco antes de la formación del Sol, hace unos 4.600 millones de años.

Alerta de la OMS:

Primer caso en Tailandia de nuevo virus procedente de China

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que se constató un primer caso en Tailandia del nuevo virus detrás de un brote de neumonía en China. Se trata de una mujer que viajó a la ciudad de Wuhan y que de vuelta en Tailandia fue diagnosticada con la enfermedad.

Las autoridades chinas dijeron el fin de semana que 41 personas padecen de neumonía causada por el nuevo coronavirus y que un hombre de 61 años falleció. Generalmente, los coronavirus causan enfermedades benignas en humanos, pero algunos como el Síndrome Respiratorio Agudo Severo o el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente han dado lugar a graves epidemias. La OMS sostuvo que su director general está en consultas con el comité de emergencias de la agencia, con el fin de decidir si este nuevo virus se trata de un brote que requiere de una respuesta más amplia de la entidad.

Soporte técnico se acaba hoy:

Cerca del 30% de equipos en América Latina continúa con Windows 7

A pesar de que han pasado varios meses desde que Microsoft anunció que este 14 de enero dejará de ofrecer soporte técnico para Windows 7, el sistema operativo continúa siendo popular entre los latinoamericanos. Así lo indican datos dados a conocer por Kaspersky Security Network, los que indican que cerca del 30% de usuarios de la región —ya sea por uso doméstico o empresarial— lo utiliza de forma diaria, aun en la recta final de su ciclo de vida.

El principal riesgo de usarlo es que ya no habrá parches de seguridad para resolver vulnerabilidades, lo que podría dar cabida a ataques cibercriminales. Por otro lado, proveedores de software también dejarán de respaldar a este sistema operativo en sus propios productos, lo que implica que las aplicaciones externas también serán más riesgosas.

La recomendación es migrar a una versión actualizada del sistema.

Hallado en el subsuelo de Ciudad de México en 1981:

Lingote de oro pertenecía al botín de Hernán Cortés

Su análisis mostró que corresponde al que perdió en los canales de Tenochtitlán tras su huida de la capital azteca en 1520.

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México determinaron que un lingote de oro hallado en 1981 a unos cinco metros de profundidad en el centro de ciudad de México formó parte del tesoro de Tenochtitlán, conformado por piezas de orfebrería mexica fundidas para el conquistador Hernán Cortés.

Los investigadores sometieron el lingote de 1,9 kilos y 5,4 centímetros a técnicas de fluorescencia de rayos X (XRF), las que revelaron que el origen del metal correspondía en su composición (oro, plata y cobre) con los de piezas de tesoros aztecas y que habría sido fundido entre 1519 y 1520, años del arribo del conquistador al interior de México.

El sitio de su hallazgo concuerda con el camino seguido por Cortés y sus hombres durante la llamada “Noche triste”, quedando sepultado allí durante siglos.

VOLVER SIGUIENTE