Domingo 26 de Enero de 2020

Personalidades que tienen una posición de influencia en la zona sur del país:

Los nexos y quién es quién en el mundo mapuche de cara al proceso constituyente

Mayoría de los líderes de esta etnia ven el plebiscito de abril próximo como una opción para el reconocimiento constitucional, aunque otros creen que se debe aspirar a la autonomía territorial y política.

VÍCTOR FUENTES BESOAÍN

Después de medio siglo de vigencia en el mundo, invocar los reconocimientos constitucionales hoy día es tarde. Está fuera de contexto y del derecho internacional”.

AUCÁN HUILCAMÁN

Consejo de Todas las Tierras

Reconocernos constitucionalmente visibiliza una realidad de Chile. Podremos aportar desde nuestras identidades como pueblos originarios, insertos en el siglo XXI”.

HUGO ALCAMÁN

Corporación de Profesionales Mapuches

En la zona sur del país, “El Mercurio” consultó a diversas voces mapuches que participan en el debate en torno a temas indígenas respecto de quiénes serán los líderes que marcarán las posiciones en el proceso constituyente. De esas menciones surgió una veintena de figuras (ver infografía), entre las que se cuentan activistas, dirigentes sociales y gremiales, profesionales y políticos.

Más allá de que estén de acuerdo o no con un proceso constituyente, la mayoría de los líderes mapuches ven en un futuro cambio a la Carta Fundamental la oportunidad para que los pueblos originarios obtengan un reconocimiento constitucional, lo que para ellos es una “demanda histórica”.

De esta posición se excluyen organizaciones como la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), en la que destaca su vocero Héctor Llaitul. Esta semana, en un comunicado en que se adjudicó la autoría de diversos atentados incendiarios, la CAM insistió en su desconocimiento hacia el Estado. En otras instancias ha reiterado sus objetivos de autonomía política y territorial.

En la misma opción de buscar la autonomía, aunque sin apelar a acciones de fuerza, el encargado internacional del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, expresó que se resta “del proceso chileno” y lidera una constituyente indígena. Por sobre el reconocimiento constitucional, aboga por el derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas.

El lonco Alberto Curamil, ganador del premio ambientalista Goldman, descarta opinar sobre el proceso constituyente. Respecto de si este puede derivar en el reconocimiento de los pueblos indígenas, manifestó que “nada va a cambiar la situación en el Wallmapu, porque las instituciones se dedican a reprimir para proteger intereses que están destruyendo el ecosistema”.

Validación del proceso

Con un pasado que lo ligó con las demandas territoriales, lo que le valió cumplir una condena en prisión, el presidente del Consejo de Loncos, Aniceto Norín, plantea condiciones para legitimar el mecanismo. “El proceso constituyente será válido solo si se incorpora la visión, cosmovisión y sabiduría originaria”, dijo y agregó que “esperamos que esta vez se recoja en la Constitución la multiculturalidad de Chile y se reconozca a sus pueblos”.

Entre los liderazgos históricos que mantienen presencia en las movilizaciones y defensa de las demandas indígenas se cuentan los exconsejeros de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) José Santos Millao y Ana Llao, que surgieron desde la organización territorial Ad Mapu. Sus posiciones han sido consideradas en las comisiones parlamentarias que abordan temas indígenas.

Nuevas voces que logran liderazgo

Otro sector que ha generado voces destacadas es el de los alcaldes de origen indígena. La Asociación de Municipios con Alcaldes Mapuches (Amcam), que agrupa a nueve alcaldías, tiene múltiples liderazgos internos. A su presidente, Juan Carlos Reinado (de Renaico y exmiembro de la CAM), se suman el vicepresidente Adolfo Millabur (Tirúa), el director Manuel Painiqueo (Lumaco) y el tesorero Juan Paillafil (Puerto Saavedra). “Estoy de acuerdo con un cambio a la Constitución del Estado chileno, porque esta solo incluye a una parte de la sociedad. Como pueblo mapuche nos sentimos marginados”, fundamentó Paillafil. También dentro de este perfilamiento muchos mencionan al actual consejero de la Conadi, José Millalén, quien postulará a alcalde de Galvarino.

Asimismo, el padre del comunero Camilo Catrillanca, quien murió en un operativo policial en 2018, se ha transformado en otro de los liderazgos emergentes, mediante su vocería en el trawun (asamblea) de la comunidad de Temucuicui. Junto con expresar que es la ciudadanía la que debe pronunciarse en el proceso constituyente, está de acuerdo con que el proceso puede derivar en el reconocimiento del pueblo mapuche. A la inversa de Catrillanca, la machi Francisca Linconao, de gran exposición mediática por los juicios que enfrentó por el caso Luchsinger McKay, no ha participado en el actual debate.

Dentro del “activismo indígena” ligado a la centroderecha, la principal figura es el presidente de la Corporación de Profesionales Mapuches Enama, Hugo Alcamán. Este asegura que han sido los siete gobiernos de los últimos 30 años los que han obligado al mundo indígena a apoyar el cambio de la Carta Magna, “porque ven una esperanza de reconocimiento constitucional”.

A partir del impulso de Enama surgió el Frente de Mujeres Mapuches, que encabeza Carolina Huenupán, que a la demanda de reconocimiento incorpora la de paridad de género indígena.

Bajo ese mismo alero se gestó el Comité Político Mapuche, que integran Mery Cayumán (RN), Virna Cayupi (PRI), Hans Curamil (UDI) y Rodrigo Alcavil (Evópoli), quienes cumplen vocerías rotativas y entregan a sus partidos los lineamientos en torno a demandas indígenas. Más allá de las posiciones de sus colectividades, esta instancia resolvió apoyar una nueva Constitución en el plebiscito de abril.

Dentro del mundo mapuche se han generado liderazgos que han accedido a funciones públicas y si bien se les ve como representantes del Estado, también se les reconoce y valora su identidad y defensa de “la causa mapuche”. Allí se mencionan al senador Francisco Huenchumilla (DC), a la diputada Emilia Nuyado (PS) y al gobernador de Cautín, Richard Caifal (Evópoli). De todos, se destaca que priorizan su pertenencia indígena.

Corazón dividido

De igual manera, se valora a quienes logran encabezar gremios, como es el caso de Jaime Huenchuñir (independiente), al mando de la Confederación Económica Mapuche, organización que surge a partir de 30 gremios productivos, encabezados por la Corporación Zona Franca Mapuche, y en la que conviven empresas con posiciones políticas transversales. Huenchuñir advierte que las organizaciones que la integran tienen “el corazón dividido”, pues si bien estiman en el cambio la posibilidad de acceder al reconocimiento de derechos políticos, “también existe la preocupación de que se ponga en riesgo el desarrollo y la libertad económica”.

Otro liderazgo gremial es el de Modesto Huenchunao (RN), presidente de CorpAraucanía, entidad que organiza el encuentro empresarial Enela. Aunque afirma que dentro de esa corporación optaron por que sus dirigentes se mantengan “al margen” de este debate, admite que “todos esperamos que en la redacción de una nueva Constitución, si eso sucede, se reconozca a los pueblos originarios”, pero advirtió que si esto se resuelve antes, “el Estado debe dar mensajes para entregar una cierta seguridad de que efectivamente el Parlamento va a tratar el tema”.

En la Onemi advierten que el fuego muestra un “comportamiento extremo”:

Incendios forestales en Biobío y La Araucanía amenazan viviendas

Hasta ayer en la noche, los siniestros activos en esas regiones consumían unas 1.700 hectáreas.

Héctor Burgos

“La situación es muy complicada”. Así resumía el director de la Onemi del Biobío, Alejandro Sandoval, el combate de los incendios forestales que afectaban ayer a esta región. Según un reporte de la entidad, entregado durante la tarde, se mantenían activos siniestros en las comunas de Santa Juana, Hualqui y Chiguayante. Este último consumía 532 hectáreas, y entre todos ya habían arrasado unas mil hectáreas.

“Estos incendios se desarrollan cerca de sectores habitados”, indicaron en la entidad, por lo que se declaró alerta roja en esas comunas.

“La gente está asustada”, señaló, con preocupación, el alcalde de Chiguayante, Antonio Rivas, ante el riesgo de daños a las viviendas. De hecho, el viernes en la noche hubo que evacuar personas por el riesgo.

Ayer el fuego, además, afectaba 30 hectáreas en la Reserva Nacional Nonguén y otras 70 en la comuna de Curanilahue, lo que provocó que en esta última también se declarara alerta roja.

En estas zonas del Biobío trabajaron durante todo el día 10 brigadas de la Conaf, 12 de empresas privadas, tres del Ejército, además de voluntarios de Bomberos, apoyados desde el aire por tres helicópteros Chinook.

En La Araucanía, pese a que en un momento se bajó la alerta roja en la comuna de Lumaco, luego se volvió a activar. “Este incendio presenta un comportamiento extremo, cerca de sectores habitados”, indicaron en la Onemi. Agregaron que el siniestro, que ha consumido más de 500 hectáreas, destruyó por completo una vivienda.

En esa región se registraron ayer 10 incendios, el más grande de todos en Lumaco, seguidos por los de Galvarino y Nueva Imperial. En estos dos últimos se quemaron 220 hectáreas.

Así, tanto en La Araucanía como en el Biobío, los incendios activos ayer ya habían arrasado unas 1.700 hectáreas.

En tanto, en Doñihue, Región de O'Higgins, una vivienda y una bodega fueron afectadas por un siniestro, que hasta ayer había consumido tres hectáreas de matorral y pastizal, próximos a viviendas de la comunidad La Puntilla, lo que obligó a declarar alerta roja.

VOLVER SIGUIENTE