Viernes 22 de Mayo de 2020

Alta comisionada ONU deslizó crítica a alcances de plan de cajas de alimentos del Ejecutivo:

Bachelet pide reforzar mecanismos de protección social y Gobierno defiende cobertura de sus medidas

Exmandataria entró al debate, al referirse a incidentes en El Bosque. Presidente Piñera, en tanto, recalcó que el reparto de canastas es un “esfuerzo gigantesco” del Gobierno.

P. Cifuentes y A. von Baer

Ha habido distribución de canastas de alimentos, pero parece que son escasas comparativamente para la situación”.

Michelle Bachelet

Alta comisionada para los DD.HH. de la ONU

No va a haber grupos importantes que se queden fuera. Y este complemento se suma al bono Covid y al Ingreso Familiar de Emergencia”.

Felipe Guevara

Intendente metropolitano

Sabemos que esto no resuelve todos los problemas, pero también sabemos que es un alivio”.

Sebastián Piñera

Presidente de la República

Tras responder durante más de 40 minutos preguntas sobre los efectos de la pandemia del coronavirus a nivel mundial, la alta comisionada para los DD.HH. de la ONU, Michelle Bachelet, se adentró ayer en la coyuntura nacional durante un streaming que realizó su fundación Horizonte Ciudadano, al recibir una consulta sobre el retorno en los últimos días de protestas en algunos países de la región, pese a la emergencia sanitaria.

Fue Xavier Altamirano, director ejecutivo de la fundación, quien planteó una interrogante desde el público, aludiendo a manifestaciones en Chile, Bolivia y Ecuador, luego de que el lunes se registrara en la comuna de El Bosque un nuevo escenario de desmanes y protestas —en las que se reclamaba una falta de apoyo del Estado para enfrentar los efectos económicos del covid-19—, el que culminó con detenidos por saqueos, desórdenes y uso de artefactos incendiarios y con una querella del Gobierno.

Al contestar, Bachelet expresó que en medio de las movilizaciones en distintos países el año pasado —entre ellos Chile—, había recomendado “que el camino es el diálogo, no la represión”, ante lo que consideró “protestas pacíficas”, aunque reconociendo que “hubo actos violentos”. A ello agregó que “las fuerzas de seguridad tienen protocolos que tienen que seguir”, y que hubo “demasiado exceso de fuerza como respuesta”, lo que consideró “dañino para la democracia”.

Luego de ello abordó los incidentes en medio de la pandemia. “He leído, escuchado y me han mandado información de protestas en barrios de Santiago, como en El Bosque y otras partes, con letreros que dicen ‘tenemos hambre'”, señaló, instando luego a que en el país se refuercen los planes de ayuda social en medio de la crisis sanitaria, y deslizando una crítica al plan del Gobierno para distribuir 2,5 millones de cajas de alimentos al 70% de la población más vulnerable de las comunas en cuarentena, cuyo piloto se iniciará hoy (ver C 1).

“Es clave, y también así lo recomendé, generar mecanismos de protección social importantes. Ha habido distribución de algunas canastas de alimentos, pero parece que son escasas comparativamente para la situación. Se tienen que tomar esas medidas de manera que se pueda realmente buscar cómo generan mejores condiciones”, concluyó, reiterando que “la solución no es el exceso del uso de la fuerza”, sino que el diálogo con actores sociales y políticos.

Sus dichos se dieron luego de que se iniciara un proceso de rearme del bacheletismo desde la fundación —presidida por la exsubsecretaria Paulina Vodanovic—, destinado a reivindicar el legado de la exmandataria y a reforzar la respuesta de la oposición a la crisis sanitaria.

Así, su mensaje fue respaldado ayer por el líder PPD, Heraldo Muñoz, mientras que la DC viralizó un video instando a La Moneda a elevar el gasto fiscal.

Respuesta del Ejecutivo

Los dichos de Bachelet fueron respondidos, más tarde, por el intendente metropolitano, Felipe Guevara, quien ha trabajado con Interior en la logística de distribución de las cajas. Antes de visitar un centro de acopio junto al mandatario, Guevara afirmó: “Lo que estamos haciendo es repartir cajas muy robustas, con 33 productos, que les van a llegar a seis millones de personas. No comparto la crítica de la expresidenta (...). No es momento de criticar, sino de sumar. Pongamos en cuarentena el conflicto, colaboremos, y cuando termine esto, haremos análisis”, dijo, defendiendo luego la cobertura de esta y otras medidas del Gobierno.

“No va a haber grupos importantes que se queden fuera de esto; estará la clase media y los más vulnerables. Se debe entender que este complemento alimenticio se suma al bono Covid, al Ingreso Familiar de Emergencia que se va a establecer la próxima semana, donde por tres meses las personas podrán recibir $65 mil por integrante del hogar, de forma decreciente. Hay un sinfín de medidas”, aseveró Guevara, agregando que, “seguramente, la expresidenta está con poca información de lo que pasa en el país o no conoce bien”, pues, “lo más complejo” en El Bosque fue que existió “un atentado” a las medidas sanitarias.

Y más tarde, el mandatario también reforzó el alcance de las medidas, aunque sin aludir a Bachelet. “Repartir 2,5 millones de canastas es un esfuerzo gigantesco, nunca antes hecho en Chile (...), un esfuerzo gigantesco, de organización, producción, logística”, señaló primero el gobernante, agregando luego: “Sabemos muy bien que esto no resuelve todos los problemas, pero también sabemos, y muy bien, que es un alivio, es una ayuda”.

Finalmente, Piñera concluyó que el Gobierno está “trabajando sin descanso para construir una Red de Protección Social, para poder llegar con los elementos esenciales que las familias necesitan”.

En Chile Vamos, en tanto, también reprocharon que la exmandataria haya intervenido en la coyuntura interna. “Opinar desde Europa sobre el sufrimiento de nuestra población no está a la altura de una expresidenta con una gran responsabilidad en la ONU. Tal vez estamos frente a una candidata presidencial”, señaló el timonel de Evópoli, Hernán Larraín Matte, aun cuando la exmandataria descartó una tercera postulación (ver recuadro). En la UDI, la jefa de los diputados, María José Hoffmann, agregó que Bachelet intervenía “desconociendo la realidad”, y que “avalar la violencia nunca es el camino”, mientras que su par del Senado Iván Moreira agregó: “Ella no es la indicada para venir a hablar hoy de protección social, cuando su gobierno se caracterizó por ser los campeones en la entrega de bonos de 20 y 40 mil pesos”.

Expresidenta descarta una tercera candidatura a La Moneda: “¡Sobre mi cadáver!”

No puede ser que porque no haya nadie más, vuelva la misma señora que estuvo dos veces. No le hace bien a la democracia. Se requiere que se apoyen liderazgos nuevos”.

Michelle Bachelet

Alta comisionada para los DD.HH. de la ONU

“La pandemia nos golpea a todos sin excepción, pero revela profundas limitaciones en lo que hemos construido, como los sistemas sanitarios, modelos económicos, respuestas políticas. Lo que ha desnudado son las desigualdades (...). Nosotros usamos la frase ‘el virus no discrimina, pero los impactos sí', porque son desproporcionadamente grandes en ciertos grupos, que son habitualmente los que quedan atrás, millones de personas, las más pobres y marginadas”, comenzó diciendo en su intervención la exmandataria, en la que abordó diversos temas, como los cambios a realizar para tener “una nueva economía” a nivel mundial, la necesidad de que las instancias multilaterales y los países coordinen esfuerzos frente al covid-19, y los efectos de la crisis sanitaria sobre los migrantes. “Las migraciones son uno de los fenómenos que la pandemia ha agudizado, pero que siguen siendo invisibles”, señaló.

Uno de los puntos que reforzó luego fue la necesidad de potenciar el rol del Estado. “Quedó relevada como nunca la importancia de la salud pública para poder responder a una pandemia, lo que no quiere decir que no haya espacio para la salud privada, pero es el Estado el que tiene que hacerse cargo de esto (...). Es obvio que no se puede dejar al mercado nada de esto”, planteó, poniendo el punto sobre el desarrollo de las vacunas frente al virus. “Imagínense, los presidentes queriendo comprar todas las vacunas, ventiladores, mascarillas”, agregó, expresando que se debe considerar que “las vacunas son un bien público global y no un valor que se transa en el mercado y que lo tiene el que tiene más recursos”.

Y más adelante entró en el debate local sobre la materia, manifestando que podría ser un punto de discusión en el debate constitucional: “El modelo económico que surgió en los 80 en EE.UU. e Inglaterra, y que Chile fue alumno ejemplar, profundiza los problemas en vez de resolverlos (...). Era entregar al mercado gran parte de las decisiones colectivas, con deficiencias muy graves. Cualquier situación requiere de un estado musculoso, que pueda dar respuesta adecuada y oportuna. Espero que en Chile haya discusión sobre estas temáticas. Lo que la gente quería discutir en una nueva Constitución era justamente el modelo de sociedad, la relación Estado-mercado. Es una oportunidad para discutir cómo queremos ese Estado”.

Y tras una larga exposición de 90 minutos sobre esos temas, Vodanovic le consultó si podría postular por tercera vez a La Moneda. “¡Sobre mi cadáver!”, exclamó Bachelet, para luego explicar que su razón “es política”.

“Hoy hay expresiones de la ciudadanía que son horizontales, no verticales. El mundo ha cambiado. La democracia exige nuevas caras, que no quiere decir que sean jóvenes necesariamente. No puede ser que porque no haya nadie más, vuelva la misma señora que estuvo dos veces, por tercera vez. Eso no le hace bien a la democracia. Se requiere que se apoyen y se generen liderazgos nuevos”, argumentó, en medio de la ausencia de líderes opositores que han reconocido en la misma centroizquierda, mientras el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín (UDI), se mantiene como la figura mejor posicionada en los sondeos.

“No solo yo no volvería como candidata, sino que estoy en contra de todos estos grupos cerrados que toman decisiones y no amplían a la ciudadanía”, concluyó así Bachelet, bromeando con que tampoco le interesaría ser secretaria general de la ONU.

Exministro de Hacienda, en diálogo con F. Kast

Velasco: “Briones ha orientado las políticas en la dirección que tenían que estar”

Agregó que en Chile se hará necesario elevar los impuestos para reducir el déficit.

P. Cifuentes

“A los ministros de Hacienda del mundo les tocó algo tremendamente difícil. Creo que (Ignacio) Briones, a quien le tengo aprecio y respeto, es un profesional serio y ha orientado las políticas en la dirección que tenían que estar. Creo que el diagnóstico estuvo bien”.

Las palabras corresponden al exministro de Hacienda Andrés Velasco, quien desde Londres sostuvo una conversación con el senador Felipe Kast (Evópoli), sobre los desafíos económicos de Chile después de la pandemia. El análisis sobre Briones el exministro lo sustentó en que, a su juicio, en Chile se abordaron las dos “grandes prioridades”: el otorgar ayuda humanitaria y “defender las relaciones laborales”, a través de la Ley de Protección del Empleo.

En el encuentro —transmitido por redes sociales—, el economista se refirió también al estado de las finanzas públicas. “Que en un año como este Chile tenga un déficit fiscal, no me quita el sueño. En 2009, cuando yo era ministro, el déficit fue grande y no es el fin del mundo. La plata se ahorra en años buenos para gastarla en años malos”, dijo, siendo refrendado por el parlamentario, que añadió: “En buenas medidas podemos gastar esa plata, porque fuimos bastante responsables en los últimos 30 años”.

Luego, Velasco advirtió la necesidad de impulsar modificaciones en los tributos: “En Chile va a haber que subir impuestos. Me cuesta imaginar que converjamos a un déficit de 1 o 2% del PIB exclusivamente con recortes. Todos los candidatos siempre dicen que van a recortar la grasa. Y cuando llegan al Gobierno se dan cuenta de que hay grasa dentro del gran esquema fiscal, pero que es relativamente poca”.

Sobre el rol de la centroizquierda, el exministro sostuvo que “Chile moderno es obra, en buena medida, de la Concertación, con todas sus cosas buenas y malas. Y curiosamente, a la Concertación siempre le ha costado reconocer esa obra. Si tú quieres gobernar, lo primero que tienes que hacer es decirle a la gente que, cuando goberné, lo hice relativamente bien. Ahí hay una paradoja que si no se resuelve, a la centroizquierda le va a costar volver al poder”.

Finalmente, el economista planteó que “la responsabilidad fiscal es uno de los grandes patrimonios de Chile, que se ha mantenido con gobiernos de izquierda y derecha”, y que dentro de América Latina, son Chile y Perú los países que pueden tomar medidas fiscales, a raíz de que tienen una deuda pública de menos del 30% del PIB.

Sobre la pandemia y América Latina, además, Velasco participará hoy en un encuentro organizado por la London School of Economics —donde es decano—, en el que intervendrán los expresidentes Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Laura Chinchilla (Costa Rica), Juan Manuel Santos (Colombia), Ernesto Zedillo (México) y Ricardo Lagos (Chile).

Seminario

Velasco participará hoy de un diálogo con expresidentes de América.

La disculpa de Saffirio, tras un nuevo chascarro parlamentario con micrófonos abiertos

Recurrente ha sido ya en el Congreso la filtración de conversaciones privadas de parlamentarios durante las sesiones, algunas motivadas por micrófonos abiertos a raíz de que los legisladores se están recién acostumbrando a las sesiones telemáticas.

Primero, Gonzalo Winter (Frente Amplio) fue sorprendido refiriéndose a Pamela Jiles y Florcita Alarcón como “los locos Adams”; luego se oyeron duras críticas de Adriana Muñoz (PPD) y Juan Pablo Letelier (PS) al FA; después el regionalista Jaime Mulet fue escuchado emitiendo improperios porque su transmisión no funcionaba, y a ellos se sumó lo que le sucedió al independiente René Saffirio el martes, en la comisión de Defensa.

“Estoy en la Comisión de Defensa, donde está Baradit y esta otra vieja que nos cae mal”, se le escuchó, mientras la periodista Mónica González, quien tuvo un ataque de risa, era una de las invitadas. “Llamé a la señora González, con dos objetivos: ofrecerle mis disculpas por el impertinente comentario, y manifestarle que, en cuanto personas, sentimos mayor o menor empatía con otros, lo que con simpatía compartió”, tuiteó el legislador, confesando que las herramientas telemáticas “dificultan la separación entre la conversación privada y el quehacer público”.

VOLVER SIGUIENTE