Miércoles 27 de Mayo de 2020

DAVID ALARCON KRITZLER

Industria inmobiliaria y digitalización

Contingencias como el estallido social y el covid-19 agudizaron la necesidad de acelerar la transformación digital en el rubro inmobiliario y construcción, de manera de continuar operando desde el business intelligence. Sobre esa base, PlanOK, empresa tecnológica del rubro inmobiliario, dio cuenta de un marcado cambio en los procesos de compra de casas y departamentos, ya que las cotizaciones presenciales en enero disminuyeron 6%, en febrero 4%, en marzo 52% y en abril 73%, respecto de los mismos meses de 2019. Este mismo trámite vía online creció 14%, 13%, 30% y 48%, respectivamente en cada mes.

Inquietud ciudadana en tiempos de covid-19

Con el apoyo del BID se lanzó una plataforma que muestra las percepciones y preocupaciones que expresan los latinoamericanos y caribeños en internet respecto de la pandemia del coronavirus. Dichos datos permiten escuchar mejor y comprender distintas categorías de información relacionadas con necesidades cívicas como la dignidad, confianza, seguridad y visibilidad. El proyecto busca apoyar a la ciudadanía, gobiernos y sector privado para accionar soluciones a escala local y regional.

Toda la información puede ser vista en tiempo real desde el sitio https://covid19-civiclytics.citibeats.com, que se desarrolló con la tecnología de la española Citibeats y que, a través de inteligencia artificial, analiza grandes volúmenes de texto, extraídos de fuentes públicas y abiertas como redes sociales, blogs y medios de comunicación digitales, entre otros.

Conocimiento colaborativo del coronavirus

La aplicación www.masuno.app se presenta como una completa base de datos colaborativa del covid-19. Sus autores señalan que ponen a disposición de la ciudadanía una base de conocimiento e información curada por voluntarios, que a la vez se presenta como oportuna, accionable y sobre todo bien indexada y de fácil consulta para cualquier público, sin importar su nivel educativo o edad. El sitio cuenta con dos cualidades: por un lado, provee solo información relevante, aquella que tiene utilidad práctica y que permite cambios de comportamiento o mejora la toma de decisiones para los ciudadanos. A la vez, combate fuertemente las noticias falsas que se entregan referente al coronavirus.

Bogotá recibe 14 proyectos con una inversión por US$ 35 millones

Compañías de desarrollo de software, infraestructura, dispositivos médicos e industrias creativas, entre otros sectores, han llegado a Bogotá durante los primeros meses del año, acompañados por Invest in Bogota y generando cerca de 2.800 empleos directos en la capital del país cafetero.

“En suma, los mencionados proyectos equivalen a inversiones por 35 millones de dólares, recursos que se van a traducir en empleos de calidad y desarrollo económico para la capital, vitales en este momento en el que es necesario mitigar el impacto de la crisis derivada del covid-19”, destaca el director ejecutivo de Invest in Bogota, Juan Gabriel Pérez.

Estados Unidos (con cuatro proyectos) y Argentina (con tres) son los países de los que proviene la mayor parte de la inversión que se ha materializado en la capital colombiana en lo corrido del año. También han llegado proyectos de Alemania, Australia, Canadá, China, India, Inglaterra y México.

Reducción de la brecha digital:

La tecnología como aliado fundamental para la educación

El contexto sanitario actual ha mostrado las necesidades que aún existen en temas de conectividad y alfabetización digital en distintos sectores del país. Entel se ha sumado al desafío que esto plantea, creando iniciativas y otorgando beneficios que buscan facilitar la educación a distancia.

H ace un par de décadas, en el cine la comunicación del futuro se mostraba con hologramas, robots y videollamadas a kilómetros de distancia. Hoy, parte de esto es una realidad y la educación no es ajena al uso de estas herramientas. En países como España, Italia, Estados Unidos y Japón, algunas aulas de clases ya cuentan con soluciones digitales que acompañan a sus estudiantes en procesos de aprendizaje.

Pero con la llegada de la pandemia y la cuarentena, que obligó a cerrar colegios y universidades para continuar las clases en modo teleducación, quedó en evidencia un importante reto que urge resolver en Chile y el mundo, a través de esfuerzos públicos y privados: la disminución de la brecha digital para poder enseñar, aprender y evaluar de manera remota.

Entel se ha sumado a este desafío, creando iniciativas y otorgando beneficios que buscan facilitar el acceso y posibilidad de telestudio a niños, niñas y jóvenes que no tienen acceso a internet para seguir adecuadamente sus procesos de aprendizaje con herramientas a distancia y plataformas digitales.

Jimena del Valle, directora de Sustentabilidad y Comunidades de Entel, señala que “esta contingencia nos ha llevado a buscar soluciones e instancias que aporten a la educación a través de la conectividad. Debemos entender que la tecnología se ha convertido en una herramienta fundamental para la enseñanza, y nuestros esfuerzos apuntan a disminuir la brecha en esta materia”.

Apoyo a la educación

A partir de abril, Entel ha impulsado cuatro iniciativas que tienen como objetivo potenciar el acceso a internet y masificar las herramientas digitales, y así mejorar la educación a distancia.

La primera fue la entrega de más de 3.000 planes e-learning para estudiantes de escuelas vulnerables, a través de siete instituciones comprometidas con la enseñanza: Fundación Trabün, Desafío Levantemos Chile, Fundación Nocedal, Fundación Belén Educa, Corporación Educacional del Arzobispado de Santiago, Corporación Educacional Asimet y la dirección de Educación de la Municipalidad de Santiago.

La segunda, la donación de 30 computadores a la Fundación Belén Educa, con la que Entel viene trabajando desde hace siete años en programas de tutorías y mentorías.

Por otra parte, a través de Junaeb, la compañía otorgó cuatro meses sin costo para el servicio de 45 mil BAM. Esta iniciativa se enmarca en el programa Becas TIC 2019 del Ministerio de Educación y beneficia a 110 mil estudiantes.

Finalmente, gracias al esfuerzo coordinado con el programa Abrazo en Línea, de Canal 13, se entregaron 35 planes e-learning a los estudiantes de la Escuela Lucila Godoy Alcayaga de Angol. Este aporte surgió luego que la profesora Nadia Valenzuela, ganadora del Global Teacher Prize Chile, evidenciara los problemas de conectividad de sus alumnos en zonas rurales.

Un eficiente trabajo colaborativo

“El cerebro de los alumnos necesita emocionarse y estar en constante estímulo para aprender, y muchas veces los profesores no logramos eso simplemente utilizando un pizarrón y un plumón. Entonces debemos usar la tecnología como un aliado y no olvidar nunca que estamos educando a una generación de alumnos que son nativos digitales”, explica la profesora Nadia Valenzuela, quien está incentivando la incorporación de recursos digitales al aula para desarrollar e incrementar las habilidades y competencias de sus alumnos en estas áreas.

Por su parte, Carmen Cisternas, directora de Relaciones Institucionales de Fundación Belén Educa, afirma que “en los temas sociales, donde hay brechas significativas, esto no se resuelve cuando hay un solo agente trabajando (escuela), sino que los problemas sociales logran mejoras cuando se hace trabajo colaborativo en el tiempo entre sector privado, política pública y escuela”.

Desde Entel esperan que cada una de estas iniciativas sea un aporte, entendiendo que la conectividad es fundamental, especialmente en el escenario actual. “La contingencia sanitaria se ha transformado en una oportunidad para acelerar la digitalización con foco en la educación. Como compañía, asumiendo la responsabilidad del rol que cumple la tecnología y las telecomunicaciones, estaremos atentos a nuevas oportunidades que nos permitan añadir valor a este complejo contexto”, indica Jimena del Valle.

Los problemas sociales logran mejoras cuando se hace un trabajo colaborativo en el tiempo entre sector privado, política pública y escuela.

La actual contingencia nos ha llevado a buscar soluciones e instancias que aporten a la educación a través de la conectividad.

Covid-19 y la transformación digital en Chile:

Aún hay desafíos pendientes

La pandemia ha dejado en evidencia tanto la relevancia de las tecnologías de la información y comunicaciones como lo atrasado que está el país en la digitalización de cara a la ciudadanía.

La arremetida de la pandemia del covid-19 está visibilizando importantes desafíos pendientes en materia de transformación digital, especialmente en el sector público. A diario se ven interminables filas porque los servicios online no están a la altura de las circunstancias o porque existe falta de acceso y disponibilidad de la información.

“Claramente el proceso de digitalización es una deuda pendiente en muchas industrias, incluido Gobierno y educación”, indica Marcelo Díaz, gerente general de Makros. A su juicio, no existe en Chile una cultura de digitalización transversal.

“Tenemos una penetración muy fuerte de tecnología móvil, pero los servicios aún no están a la altura de poder prestarse con un escalamiento que llegue a toda la población. El Gobierno, en general, debiera llevar la delantera en poder democratizar los trámites que se permitan a nivel digital y hacer transversal estas plataformas a toda la población. Hemos visto en estos días mucha improvisación; se usa mucha tecnología, pero no de forma aplicada”, comenta Díaz.Cristián López Urbina, CEO de VainaTec, explica que las prioridades en este momento debieran enfocarse en entrenamiento para teletrabajo, inversión en herramientas colaborativas para llegar a operar totalmente en plataforma cloud y, en definitiva, incentivar un cambio cultural tecnológico.

Universidad virtual

López asegura que “el desafío principal a nivel privado es transformarse de físico a digital 100%, operar en cloud y tener un pensamiento digital. Y a nivel público, la supervisión de las empresas de telecomunicaciones, que no han estado a la altura de las necesidades, dejando en evidencia que hemos estado con una sobreventa de ancho de banda sin inversión”, enfatiza el experto.

En esa misma línea, Álex Cabrera, gerente general de Prevsis, señala que se hace fundamental priorizar la función de fiscalizar el cumplimiento de la capacidad contratada versus la entregada por las compañías de telecomunicación o internet. “Lo que se promete no siempre es lo que se entrega, algo que ha sido muy evidente este último tiempo”, indica.

Otro tema que adquiere relevancia, agrega Cabrera, es la educación. Es ahora el momento, asegura, de cuestionarse si es de real necesidad acudir siempre a instituciones de capacitación o formación presencialmente, y si se pudiesen evitar algunos de los costos adicionales de infraestructura. Quizás, sostiene Cabrera, es hora de dar forma a una universidad en línea, gratuita y de calidad. “El mundo cambió y las empresas ya no tendrán oficinas de la misma manera a futuro. Se debe mejorar, por tanto, la función de las tecnologías en casa”, subraya el ejecutivo de Prevsis.

Hay acuerdo entre los especialistas en la imperiosa necesidad de tener acceso a internet de buena calidad para todos.

“Esto es la implementación de una red transversal, rápida y de acceso pagable o subvencionable, de forma tal que no sea una traba para hacer negocios, educarse y realizar trámites que eviten desplazamientos innecesarios”, concluye Marcelo Díaz, de Makros.

Las prioridades en este momento debieran enfocarse en entrenamiento para teletrabajo e inversión en herramientas colaborativas.

VOLVER SIGUIENTE