Domingo 6 de Septiembre de 2020

Actualidad Proyectos inmobiliarios ]

Salas de venta están funcionando con variadas medidas de seguridad

Como para las viviendas con superficies mayores o productos más sofisticados las salas de venta y el piloto son esenciales para la decisión de compra, algunas inmobiliarias han implementado completos protocolos de prevención y seguridad.

Angélica Bañados

Conforme avanza el plan “Paso a paso” —la estrategia que está implementando el Gobierno para enfrentar la pandemia según la situación sanitaria de cada zona en particular—, las inmobiliarias han comenzado a reabrir las salas de venta de sus distintos proyectos.

Carolina Guzmán, directora ejecutiva de App Worki, señala que las empresas están haciendo sus mayores esfuerzos para cumplir con los protocolos exigidos por la autoridad para retomar las operaciones de manera segura, y varias han incorporado tecnologías para monitorear la salud de sus equipos, las que han validado con sus mutualidades.

“Con ellas, las empresas se aseguran de estar en óptimas condiciones para atender a sus clientes. Antes de abrir las salas de venta, los trabajadores responden en su mismo celular la declaración de salud, indicando posibles síntomas y resultado del PCR, siendo el pasaporte de ingreso al trabajo. Además, estas tecnologías facilitan el contacto permanente con los trabajadores, para contenerlos y reportar cualquier incidente”, precisa.

Para Tomás Montalva, gerente de Desarrollo Inmobiliario de Montalva Quindos Servicios Inmobiliarios, hoy es absolutamente necesario abrir las salas de venta, ya que son de gran ayuda. “El mercado inmobiliario, principalmente de la zona oriente, ha sufrido una disminución significativa en este tipo de transacciones y frente a la adquisición de un inmueble, que es una de las decisiones más importantes y calculadas de una persona, se requiere realizar, en la mayoría de los casos, una visita presencial antes de ejecutar la compra”.

Comenta que esto último podría ser prescindible para un inversionista experimentado, que busque productos de renta en programas estándar, donde los espacios son más reducidos y estudiados, cuyas terminaciones son conocidas y respaldadas por inmobiliarias de prestigio. “Sin embargo, si se trata de unidades con superficies mayores o productos más sofisticados, en donde la ubicación, espacios, terminaciones y distribución son particulares, las salas de venta y el piloto son una exposición esencial para la decisión de compra”.

Para retomar con seguridad y tranquilidad la atención presencial, algunas inmobiliarias han implementado protocolos de prevención y seguridad para sus equipos y clientes, los que están en línea con las recomendaciones del Ministerio de Salud y la Cámara Chilena de la Construcción. Por ello, exigen entre otras medidas el uso obligatorio de mascarillas y alcohol gel, distanciamiento social, medición de la temperatura. E incluso algunas, cuando el piloto está amoblado, piden también la utilización de guantes.

Reapertura

Algunas inmobiliarias están pidiendo que los clientes agenden en forma previa las visitas y el aforo máximo que permiten es de 3 a 5 personas. “Frente a la emergencia, los proyectos de la zona de Lo Barnechea se supieron adaptar rápidamente a los nuevos requerimientos sanitarios y tecnológicos estando a la vanguardia de la industria”, destaca Matías Vicuña, representante de las inmobiliarias del sector Av. La Dehesa y Raúl Labbé.

María José Gutiérrez, gerente de Ventas Inmobiliaria Exxacon, indica que hace tres semanas están en funcionamiento dos salas de venta (Ñuñoa y La Reina). “Desde que se reanudaron las visitas presenciales hemos tenido un aumento de aproximadamente un 75% de agendamientos, con un buen número de visitas de lunes a viernes. “En general, el cliente que hoy pide agendamiento viene más convencido, busca invertir, ha utilizado las herramientas virtuales previamente, por lo tanto, es una visita más ‘efectiva'”.

José Ignacio Reyes, gerente de Ventas de Inmobiliaria Almagro, señala que tienen reabiertas parte de las salas de venta de Santiago Centro, Providencia, Las Condes, Ñuñoa y Lo Barnechea, las que están atendiendo público de lunes a viernes entre las 10 y 19 horas, mientras que los fines de semana y festivos continua la atención en formato online. Por su parte, Felipe López, gerente comercial de Inmobiliaria Pilares, indica que han hecho una reapertura gradual en La Florida, Macul y La Cisterna, mientras que en Independencia, se mantienen atendiendo a través del canal digital.

“Desde hace algunos días, iniciamos la apertura de salas de venta en forma paulatina para nuestros proyectos de casas ‘Chicauma, Ciudad Parque', ‘El Remanso de Chicureo' y ‘Ayres de Chicureo' y los pilotos de estos dos primeros, dado que se encuentran en comunas en fase 2, Lampa y Colina. En la medida que se vayan liberando otras comunas, iremos evaluando la apertura de otros puntos de venta”, indica María de la Luz Valdés, gerenta comercial de Bricsa.

Apoyo Virtual

El apoyo virtual ha sido clave para las inmobiliarias en este periodo de cuarentenas, ya que herramientas como recorridos virtuales, atención remota y proyecciones 3D de los espacios comunes se han posicionado como el primer acercamiento antes de una visita presencial. “Creo que los mayores cambios que ha generado la pandemia es la adecuación de los clientes al uso de tecnologías digitales como complemento a la venta directa y visitas a pilotos”, dice Matías Vicuña.

José Ignacio Reyes señala que en Almagro visualizan que, de ahora en adelante, el proceso de cotización y venta de departamentos —más allá de las etapas de confinamiento—, integrará permanentemente el mix presencial y físico. “Pospandemia, el ‘vitrineo' virtual va a ser fundamental y la visita al piloto será únicamente para ratificar toda la información que el cliente ha ido conociendo a lo largo del proceso”.

Mejoramiento

El consultor Andrés Pardo, experto en venta inmobiliaria, señala que las inmobiliarias están capacitando a sus equipos de venta para que puedan atender de manera óptima a los clientes, recogiendo todo el aprendizaje de este período difícil de cuarentenas, y que ha afectado la salud mental. “En todo caso, deberán seguir mejorando este proceso para garantizar la salud de los clientes y de los trabajadores”.

VOLVER SIGUIENTE