Martes 23 de Febrero de 2021

Fondo adquirirá el 60% de los activos del grupo hispano y se espera el cierre de la operación en el primer semestre:

Telefónica Chile vende control de su negocio de fibra óptica en US$ 1.000 millones a KKR

La española tendrá el 40% restante de la nueva empresa que ofrecerá esta red a todas las firmas de telecomunicaciones que operan en el país.

Rodrigo Olivares

Estamos entusiasmados de trabajar con Telefónica en la creación de la primera fibra óptica de libre acceso y al por mayor en Chile”.

Waldemar Szlezak

Líder inversión infraestructura KKR

Esta transacción demuestra el valor de nuestra infraestructura y nuestro deseo de contribuir al desarrollo sostenible del mercado de fibra óptica en Chile”.

Alfonso Gómez Palacio

CEO de Telefónica Hispam

Un ambicioso negocio se cerró en la industria de las telecomunicaciones. KKR, un fondo con amplios activos en el sector a nivel internacional, anunció ayer un acuerdo con la española Telefónica —que en Chile opera comercialmente como Movistar— para desarrollar en el país la primera empresa de fibra óptica de “libre acceso y al por mayor, que tendrá la misión de avanzar la conexión de banda ancha a lo largo de Chile”.

En un comunicado, KKR informó que adquirirá un porcentaje mayoritario —60% de la propiedad— en la red existente de fibra óptica de Telefónica Chile, que actualmente es la más extensa del país. La nueva empresa que administrará esta infraestructura será “independiente, basada en Chile, con sus activos siendo manejados localmente”, aseguró KKR.

Telefónica seguirá manteniendo el 40% de la nueva entidad (que denomina internamente “InfraCo”), la cual —aseguraron las partes involucradas en el negocio— estará “abierta a todos los actuales y futuros operadores de telecomunicaciones en Chile”.

La adquisición del control de los activos de fibra óptica de Telefónica Chile está valorada en US$ 1.000 millones y se espera que su cierre se concrete en la primera mitad de este año, sujeto a los plazos de autoridades regulatorias como la Fiscalía Nacional Económica (FNE).

La nueva compañía será controlada por KKR y tendrá a su disposición todo el conocimiento y experiencia global que posee, tanto en infraestructuras digitales, como en la operación de redes de fibra óptica.

KKR dijo que está realizando esta inversión a través de su fondo “Global Infrastructure Investors III Fund”

Esta operación se da luego de que la española Telefónica iniciara hace un tiempo un plan estratégico que incluía poner el foco del negocio en sus cuatro mercados principales: España, Alemania, Reino Unido y Brasil. A la vez que realizaría desinversiones en el resto de los mercados donde está presente para reducir su deuda. En el marco de esto, Chile y el resto de sus negocios en la región —sin contar Brasil— se agruparon bajo una unidad denominada “Hispam”, respecto a la cual Telefónica estaría abierta a distintas opciones: venderla, encontrar un socio, entre otras.

En el respectivo comunicado, Movistar aseguró que sus actuales clientes seguirán disfrutando de la misma calidad de servicio. Según entendidos, tras esta operación, Telefónica Chile se transformará en un “cliente ancla” de la nueva empresa.

Planes de crecimiento

KKR señaló en su comunicado que “de aprobarse la operación, los planes de inversión de la nueva empresa consideran la expansión de la cobertura de banda ancha en Chile desde los 2 millones de hogares actuales a un mínimo de 3,5 millones de hogares en 2023. Además, proveerá servicios al por mayor a más de 40 mil empresas, torres de telecomunicaciones y pequeñas celdas”.

Fuentes de la industria aseguran que en los próximos tres años se aumentaría a 60 mil empresas. Además, indicaron que el despliegue ayudará a dar soporte a la tecnología 5G, pues las antenas requieren de la velocidad que provee la fibra.

KKR destacó también que la nueva red proveerá acceso en áreas donde actualmente el servicio es insuficiente. “Por ejemplo, más de dos tercios de los nuevos hogares que serán cubiertos se ubican fuera de zonas urbanas de altos ingresos”, expuso.

Partes valoran

la operación

Ejecutivos de las empresas involucradas en el negocio destacaron el aporte que hará la nueva firma dedicada a fibra.

Waldemar Szlezak, líder senior del equipo de inversión en infraestructura de KKR, comentó que: “Estamos entusiasmados de trabajar con Telefónica en la creación de la primera fibra óptica de libre acceso y al por mayor en Chile. Esta empresa traerá competencia donde hoy no existe, beneficiando a familias chilenas, a empresas y jugando un rol en la recuperación de la economía y en el crecimiento de la economía digital”.

Alfonso Gómez Palacio, CEO de Telefónica Hispam, añadió que “esta transacción demuestra el valor de nuestra infraestructura y nuestro deseo de contribuir al desarrollo sostenible del mercado de fibra óptica en Chile. Hemos incrementado nuestra actividad comercial en los últimos 12 meses y esta transacción apoyará este impulso, ya que nos permitirá acelerar el despliegue de la fibra óptica en Chile”.

Y añadió: “Nuestro porcentaje en la nueva compañía nos da una flexibilidad considerable, pensando en el largo plazo en un mercado con un enorme potencial futuro. Estamos muy orgullosos de compartir este proyecto con nuestros socios de KKR, una compañía con la cual Telefónica ha trabajado en iniciativas claves anteriormente”.

Traspaso

La nueva firma será controlada por KKR que le traspasará todo el conocimiento que tiene en el negocio.

El historial del nuevo socio de Movistar

El nuevo socio de Telefónica Chile (Movistar), KKR, no solo es un conocido inversor, sino que también ofrece soluciones en manejo de activos, mercados de capitales y aseguramiento.

KKR tiene un largo historial en el negocio de fibra. Antes ha hecho operaciones similares como FiberCop en Italia; Hyperoptic en el Reino Unido; Deutsche Glasfaser, en Alemania; Telxius, en Europa y América Latina; Hivory en Francia; Global Technical Realty, en Europa; Bharti Infratel, en India; y Pinnacle Towers, en Filipinas.

KKR realizó el negocio con Telefónica a través de su fondo Global Infrastructure Investors III Fund.

Según destaca la misma empresa, su objetivo es “generar atractivos retornos sobre sus inversiones”. Algo que buscan alcanzar, aseguran, con una disciplinada “metodología de inversión, empleando capital humano de clase mundial y soportando el crecimiento de sus compañías en portafolio y sus comunidades”.

KKR soporta fondos de inversión que invierten en capital privado, crédito y activos reales, asimismo, tiene socios estratégicos que manejan fondos de cobertura.

Así también, la empresa está en el negocio de aseguramiento —bajo el manejo de The Global Atlantic Financial Group—, pues ofrece soluciones de retiro, pólizas de vida y de reaseguro.

VOLVER SIGUIENTE