Jueves 8 de Abril de 2021

Fujimori:

Keiko asegura que indultará a su padre si gana

La candidata presidencial Keiko Fujimori dijo ayer que recibe “consejos políticos” de su encarcelado padre, el exmandatario Alberto Fujimori, y reafirmó que lo indultará si se convierte en la primera mujer en llegar al poder en Perú.

“Para mí es un motivo de orgullo tener el consejo de mi padre”, dijo la postulante de 45 años a la televisora local Latina, desde la norteña ciudad de Piura.

Fujimori figura dentro del pelotón de al menos seis candidatos que podrían lograr su pase a un balotaje en las elecciones del domingo.

Alberto Fujimori, de 82 años, cumple una condena de 25 años de prisión.

Comicios presidenciales del 11 de abril:

El dilema de la izquierda peruana para posicionarse en segunda vuelta

Verónika Mendoza tiene las mejores opciones, pero enfrenta la competencia interna de Pedro Castillo.

Jean Palou Egoaguirre

Fue uno de los grandes fenómenos electorales en los pasados comicios presidenciales de 2016 en Perú, cuando quedó tercera y al borde de entrar al balotaje con el 18,8% de los votos. A sus 40 años, la excongresista izquierdista Verónika Mendoza (Juntos por el Perú) ahora va por la revancha en las urnas, pero las condiciones han cambiado: aunque se mantiene dentro del igualado grupo de seis candidatos con posibilidades de pasar a la segunda vuelta, no ha logrado consolidar su apuesta progresista y enfrenta una creciente competencia interna con el surgimiento de nuevas figuras en su sector, como el profesor y sindicalista Pedro Castillo (Perú Libre), quien ha ganado terreno con sus posturas mas radicales.

Según la última encuesta de Ipsos, Mendoza figura en segundo lugar con 9% de intención de voto, empatada con el economista derechista Hernando de Soto y solo un punto detrás del favorito Yonhy Lescano (10%). Pero la sorpresa de este estudio fue la irrupción de Castillo, quien se posicionó en sexto lugar con 6% de apoyo.

“La izquierda, hasta hace poco, llegaba a estas elecciones prácticamente con una sola candidata fuerte, Verónika Mendoza, y un partido muy visible, Juntos por el Perú. Esta es la segunda vez que ella intenta llegar a la Presidencia y ha sido además legisladora. Pero en las últimas encuestas se ha evidenciado que casi ha tocado techo y no logra atraer más electores”, comenta el analista político Andrés Calderón. “Por otro lado surge otro candidato, Pedro Castillo, que es de una izquierda más dura y con presencia en el interior del país —sobre todo de la sierra y el sur—, lo que nos hace teorizar de que no es que no hubiese campo para las izquierdas, sino que quizás muchos no se sentían representados por Mendoza”, añade.

Originaria de Cusco, Mendoza es hija de una profesora francesa y un docente en filosofía peruano, estudió psicología y antropología en Francia y en 2011 ganó un escaño en el Congreso. Su programa incluye medidas como garantizar una “vacunación gratuita y universal” contra el covid-19 —marcando distancia con otros candidatos que han abierto espacio para la iniciativa privada—, una mayor inversión pública en salud y educación, una reforma tributaria con impuestos a las grandes fortunas y, en el mediano plazo, se abre a la opción de iniciar un proceso constituyente. En temas valóricos, promete leyes para despenalizar el aborto, permitir el matrimonio igualitario y reconocer la identidad de género.

Aunque se le reconoce como una candidata preparada, con un discurso bien articulado y su desempeño en los debates ha sido bien evaluado, en este ciclo electoral le ha costado conectar con los ciudadanos en una coyuntura de una profunda crisis política y económica.

“La de Mendoza ha sido una mala campaña. Ella lanzó un discurso de cambio constitucional, de ‘vamos a cambiarlo todo', en un momento que yo creo que se necesitaba aterrizar mucho más las cosas. Me parece que ha sido una campaña que no tocó las fibras”, afirmó Eduardo Dargent, cientista político de la PUCP. “Dirigió la campaña hacia el sur pensando que ese era el voto que tenía que cortejar —y era cierto—, pero le salieron competidores a los que era muy difícil ganar, porque son de una izquierda más dura, como Castillo, o de un grupo más centrista, como Lescano, y se fragmentó su voto. Todavía tiene posibilidades, pero no las que pensaron. Si hubiese reunido el voto de la última vez, sería puntera”.

Por otro lado, Castillo, un profesor originario de Cajamarca, ha llamado la atención recientemente por sus propuestas para nacionalizar los recursos naturales, revisar las concesiones mineras, renunciar a su sueldo de Presidente y reducirles a la mitad el salario a los congresistas. También es mucho más categórico sobre la necesidad de una Asamblea Constituyente, que convocaría en seis meses: “Si tu casa está a punto de caer no le cambias el techo, la tienes que hacer de nuevo”, dice.

Las diferencias entre Mendoza y Castillo son tanto de estilo como de fondo.

“Mendoza es quizás la candidata que mejor comunica y mejor responde a los cuestionamientos, y es una de las más transparentes en su posición. Mientras que en la derecha hay mucha indefinición, ella sí se coloca claramente a la izquierda progresista, que está preocupada no solamente por temas económicos, sino también por reivindicaciones civiles y poblaciones vulnerables”, señala Calderón. “Su principal dificultad es que no es una figura muy novedosa. Hay mucho desencanto de todos los políticos, y ella ya es una figura tradicional de la política. Mientras que Castillo no es tan conocido. Y no ser tan conocido hoy es un atributo”.

Ambos enfrentan el mismo escollo: en Perú la izquierda suele enfrentar una mayor resistencia, tal como lo demuestra el hecho de que desde hace 30 años todos los mandatarios han sido de centroderecha, o como —Ollanta Humala— han terminado haciendo en la práctica un gobierno de esa tendencia.

“En el Perú es muy fuerte la memoria sobre los gobiernos de izquierda que hubo en los setenta, que fue una dictadura militar, y los ochenta, que fueron gobiernos democráticos pero marcadamente de izquierda, que coincidieron —y hay una relación de causalidad— con el declive económico más grande que tuvo el país en los últimos tiempos y con el fenómeno del terrorismo. Eso es como un fantasma que acecha a la izquierda”, dice Calderón, quien recalca que ahora el tema que se agita en las campañas es el de la supuesta sintonía de este sector con el chavismo, del que Mendoza se ha distanciado calificándolo como una “dictadura”.

Dargent profundiza en este tema: “Hay algo muy fuerte en el Perú por haber tenido una guerra civil; hay una facilidad con la que se acusa a la izquierda de estar cerca de los violentos, lo que se llama ‘terruqueo', como si fueran simpatizantes de Sendero Luminoso. Y eso es una evidente exageración. La izquierda sí fue muy radical, maximalista en muchos casos, y hay sectores que lo siguen siendo, pero Sendero Luminoso es otra cosa. Y sin embargo ha quedado esa imagen en muchos sectores”, dice el analista. “Yo creo que hay un antiizquierdismo fuerte en el Perú, pero al mismo tiempo hay un voto de izquierda potencial grande, que hoy puede llevarlo a una segunda vuelta sin problema”.

Chavismo

Verónika Mendoza ha dicho que en Venezuela hay una “dictadura”, pero que Maduro es “un interlocutor para impulsar el diálogo”.

Congreso peruano:

Comisión dice que hubo colusión en “Vacunagate”

Casi dos meses después de que estallara el escándalo por las vacunaciones ocultas de autoridades en Perú, conocido como “Vacunagate”, la comisión del Congreso encargada de investigar concluyó en su informe final que hubo una “estrategia de favorecimiento al laboratorio Sinopharm”, presuntamente dirigido desde el Ministerio de Salud con colaboración de funcionarios de Cancillería, informó El Comercio.

La comisión recomendó denunciar al expresidente Martín Vizcarra, a la exministra de Salud Pilar Mazzetti Soler y a la excanciller Elizabeth Astete por los presuntos delitos de negociación incompatible y colusión, entre otros.

Inglaterra reabrirá comercio no esencial

El Primer Ministro británico, Boris Johnson, confirmó que los comercios no esenciales, gimnasios, peluquerías y espacios para acampar reabrirán a partir del 12 de abril, en una suavización de las restricciones en Inglaterra, ante la que pidió cautela. Los pubs y restaurantes que atienden al aire libre también reabrirán, y el gobierno estudia el uso de un certificado de vacunación, cuyo plan piloto empezará a mediados de mes. El Premier indicó que tiene “esperanzas” de que los viajes internacionales puedan reanudarse al pasar a la próxima etapa de desconfinamiento, el 17 de mayo.

El Presidente argentino, Alberto Fernández, anunció ayer un toque de queda obligatorio que durará tres semanas a partir del viernes y que regirá desde las 0:00 hasta las 6:00 en los 87 distritos del país que muestran indicadores sanitarios críticos, incluida la Ciudad de Buenos Aires.

El mandatario también informó que los bares y restaurantes de estas zonas deberán cerrar a las 23:00, además de la suspensión de las actividades sociales en domicilios particulares. El anuncio de Fernández se dio tras registrarse un nuevo récord de 22.039 nuevos casos de covid-19.

La Canciller alemana, Angela Merkel, apoya la aplicación de un “confinamiento corto y uniforme” en toda Alemania para frenar el aumento de contagios por coronavirus, según dijo ayer un portavoz del gobierno, tras una propuesta de uno de los posibles candidatos a sucederla, el líder de la CDU, Armin Laschet, de un confinamiento de “dos o tres semanas” para bajar la incidencia del virus, actualmente en 110,1. “El sistema de salud está sometido a una presión amenazadora”, advirtió Ulrike Demmer a la prensa. “Por eso se justifican los llamados a un confinamiento corto y uniforme”, agregó.

La ONG Fundaredes, dedicada a la defensa de derechos humanos en Venezuela, acusó ayer al alcalde oficialista Adrián Duque, del municipio Sucre del céntrico estado Yaracuy, de macar las casas de los contagiados con covid-19 en su localidad con un círculo rojo, lo que según la organización, “estigmatiza” a los enfermos.

En un video difundido en redes sociales, se ve a un hombre que identifican como Duque, señalando un círculo rojo con la frase “familia en cuarentena preventiva, no se aceptan visitas”, y dice que lo hará con todas las viviendas con contagiados.

Los buses vacunatorio de Nueva York

La ciudad de Nueva York inició ayer una campaña de inmunización en las zonas más empobrecidas y más afectas por el covid-19, con el despliegue de autobuses reconvertidos en clínicas móviles.

Pide una “acción decisiva” para frenar la escalada:

OPS destaca la “preocupante” situación de los contagios covid-19 en Sudamérica

El organismo advirtió sobre el caso de Brasil, con el mayor aumento, la presión en las UCI en Perú y Ecuador, y el alza de contagios en Bolivia, Colombia y el Cono Sur.

Reuters

“En ningún lugar las infecciones son tan preocupantes como en Sudamérica”, dijo ayer la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, durante la conferencia de prensa semanal del organismo, advirtiendo el aumento de casos en sus países.

En la alocución, la gerenta de incidentes para covid-19 de la OPS, Sylvain Aldighieri, destacó “la preocupante situación” de Brasil, que registra el aumento “más despiadado” y los científicos pronostican que superará lo peor de la ola récord registrada en enero en EE.UU. tras las más de 4.000 muertes diarias alcanzadas el martes. Aldighieri sostuvo que el país necesita acceder a más vacunas y debería poder recibirlas mediante asociaciones globales.

Además, las unidades de terapia intensiva están cerca de su capacidad máxima en Perú y Ecuador, y los casos se han duplicado en zonas de Bolivia y Colombia, dijo Etienne, quien agregó que el Cono Sur también experimenta una aceleración de los casos. EE.UU., Brasil y Argentina están entre los 10 países con el mayor número de infecciones diarias a nivel mundial, añadió.

La región de las Américas registró más de 1,3 millones de nuevos casos y más de 37.000 muertes la semana pasada, superando la mitad de todos los decesos globales, dijo, y señaló que el freno de los contagios “requiere una acción decisiva” de los gobiernos.

Bolivia, Nicaragua y Haití podrían verse afectados por demoras en la llegada de vacunas del Instituto Serum de India, dijo Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, pero la Organización Mundial de la Salud está pidiendo al gobierno indio que garantice los acuerdos.

Vacunas

Más de 210 millones de dosis se han administrado en la región, según la OPS.

VOLVER SIGUIENTE