Jueves 2 de Mayo de 2019

Bautizada “Late” (tarde, en inglés):

Los científicos detectan un nuevo tipo de demencia que suele confundirse con el alzhéimer

Aunque los síntomas de ambas enfermedades parecen similares, los expertos encontraron diferencias a nivel cerebral. Esto permitiría crear medicamentos más efectivos en el futuro.

AMALIA TORRES

Una persona puede ir perdiendo la memoria, tener cambios de ánimo o problemas de orientación, y aunque todos los síntomas indiquen que tiene alzhéimer, sufrir otro tipo de demencia.

Según la doctora Nina Silverberg, directora del Centro del Mal de Alzheimer del Instituto Nacional de Envejecimiento de EE.UU., en el pasado, muchos pacientes que participaron en estudios para probar medicamentos contra el mal de Alzheimer no tenían placas de amiloides —que contribuyen a la degeneración progresiva de las neuronas y es un signo de alzhéimer— en sus cerebros. “Investigaciones recientes y ensayos clínicos en el alzhéimer nos han enseñado dos cosas: primero, que no todas las personas que creíamos que tenían alzhéimer lo tenían. Y, en segundo lugar, que es muy importante entender los otros factores que contribuyen a la demencia”.

Distintas causas

De hecho, luego de realizar autopsias a personas que murieron en edades avanzadas y que tenían síntomas de demencia, como pérdida progresiva de memoria, los investigadores se dieron cuenta de que un gran número de ellas no tenían signos de acumulación de amiloides en el cerebro, ni de proteína tau, otro causante del alzhéimer. En cambio, nuevas investigaciones indicaban que la proteína TDP-43 sí estaba relacionada.

Es decir, las personas tenían síntomas similares a los del mal de Alzheimer, pero en su cerebro ocurrían procesos distintos que cuando se desarrolla esta enfermedad.

La doctora Andrea Slachevsky, neuróloga e investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la U. de Chile y subdirectora del Centro de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo (GERO), lo explica así: “En el alzhéimer siempre se ha hablado que la causa principal es el acúmulo anormal de proteína amiloide y el acúmulo anormal de proteína tau”. Por eso, que en este caso se hable de una acumulación de proteína TDP-43, implicaría una diferencia crucial.

“Más de 200 virus distintos pueden causar un resfrío común. Entonces, ¿por qué pensamos que hay una sola causa de demencia?”, se pregunta el doctor Peter Nelson, del centro de Envejecimiento Sanders-Brown de la U. de Kentucky.

Luego de analizar varios estudios internacionales, los investigadores, encabezados por los doctores Nelson y Silverberg, bautizaron a este nuevo tipo de demencia “Late” (en español, “tarde”). La investigación fue publicada en la última edición de la revista Brain y su nombre hace referencia a lo tarde en la vida que suele aparecer este trastorno.

“No sabemos la edad en la que aparece, pero definitivamente aumenta con el paso de los años y es más común en la gente mayor de 80 años”, dice Silverberg en entrevista con “El Mercurio”.

“Por ahora tampoco sabemos si hay diferencias de género, pero quizás es un poco temprano para saberlo”, agrega.

También se desconoce si tiene síntomas de comportamientos distintos al alzhéimer. “Por ahora parece muy similar”.

Lo que sí se sabe es que muchas veces Late puede combinarse con el alzhéimer. “En las autopsias, muchas personan tienen más de un tipo de neuropatologías en sus cerebros. Es más común tener más de una que tener una sola”, explica.

Tener clara esta información permitirá enfocarse en desarrollar tratamientos más específicos, confía la experta.

El doctor Peter Nelson también cree que esa es la principal importancia. “Late probablemente responde a tratamientos diferentes a los del alzhéimer, lo que podría ayudar a explicar por qué tantos medicamentos previos contra el mal de Alzheimer han fracasado en los ensayos clínicos”. Y agrega: “Una mayor investigación sobre el cómo y el porqué (ocurre Late) puede ayudarnos a desarrollar medicamentos específicos para la enfermedad, dirigidos a los pacientes adecuados”.

Mayor precisión

Slachevsky está de acuerdo. “Los tratamientos farmacológicos van dirigidos a combatir ciertas proteínas —en el caso del alzhéimer, el amiloide, por ejemplo—, pero si puedo tener un ‘pseudo alzhéimer' por otras proteínas, entonces se está atacando el blanco incorrecto”.

En Chile, agrega, se calcula que hay 180 mil personas con demencia, de ellas, entre el 40 y el 60% serían del tipo alzhéimer. “La idea no es que ahora las personas con alzhéimer piensen que fueron mal diagnosticadas. Por ahora los tratamientos no farmacológicos son los que han mostrado mayor eficacia. Lo importante es entender que la enfermedad es compleja y que eso explica la dificultad para encontrar curas. Además hay que poner énfasis en los tratamientos paliativos, como aprender a vivir mejor con la enfermedad”.

Más afectados

Los mayores de 80 años son los más afectados. Según los investigadores, hasta un tercio de las personas de edad avanzada diagnosticadas con alzhéimer podrían tener Late. Además, ambas demencias pueden coexistir.

Publicidad

Itokawa:

Hallan agua en diminutas muestras de asteroide

Científicos de la U. Estatal de Arizona (EE.UU.) encontraron agua en muestras de la superficie del asteroide Itokawa, que fueron recolectadas por la sonda espacial japonesa Hayabusa. Este hallazgo sugiere que los impactos tempranos en la historia de la Tierra por asteroides similares podrían haber generado hasta la mitad del agua de los océanos de nuestro planeta. “Encontramos que las muestras estaban enriquecidas en agua en comparación con el promedio de los objetos del sistema solar interno”, dijo el investigador Ziliang Jin. En dos de las cinco muestras, cada una de la mitad del grosor de un cabello, se identificó el mineral piroxeno, que en muestras terrestres tiene agua en su estructura cristalina.

No podrán exhibirse en los paraderos:

Nueva York agrega nuevas prohibiciones a anuncios de bebidas alcohólicas

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, emitió una orden ejecutiva que prohíbe los anuncios de bebidas alcohólicas en propiedades municipales, alegando cuestiones de salud pública.

La prohibición incluye las paradas de buses, los kioscos de prensa y los espacios wifi, y será efectiva inmediatamente, si bien los anuncios existentes se mantendrán hasta que expiren los contratos. Los avisos de bebidas alcohólicas ya fueron prohibidos en los buses y en el metro de Nueva York en 2018.

Junto a una dieta baja en grasas:

Comer nueces a diario ayuda a disminuir la presión arterial

Un nuevo estudio de la U. Estatal de Pensilvania concluyó que cuando se sigue una dieta baja en grasas saturadas, comer nueces puede ayudar a disminuir la presión arterial en personas con riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Los investigadores examinaron los efectos de seguir distintas dietas, todas con baja ingesta de grasas saturadas, en 45 personas con sobrepeso y obesas. Así vieron que aunque todas tenían beneficios, cuando se reemplazaba diariamente algunas de las grasas saturadas por nueces enteras, los pacientes tenían una presión arterial central más baja.

Lagos y ríos de África:

La digestión de los hipopótamos juega un rol clave en el ecosistema

Los hipopótamos salvajes tienen un estilo de vida único: por la noche comen decenas de kilos de hierba fresca en la sabana, y durante el día se relajan en ríos o lagos. Pero mientras descansan en el agua, su digestión se activa. Así, sus excrementos desempeñan un papel importante en el ecosistema de los lagos y ríos africanos.

Pero como cada vez hay menos hipopótamos, este ecosistema está en peligro, según un estudio publicado en Science Advances.

“Los nutrientes en los excrementos de la mayoría de los grandes animales de pastoreo terminan nuevamente en la sabana. Este no es el caso de los hipopótamos: ellos actúan como una especie de bomba de nutrientes desde la tierra hasta los ríos y lagos”, explica Jonas Schoelynck de la U. de Amberes (Bélgica), autor del estudio. La hierba que comen los hipopótamos contiene silicio. Según los científicos, la contribución de los hipopótamos a través de sus heces influye en más del 76% del silicio total transportado en el río Mara. El silicio es vital para ciertos organismos, como las diatomeas, algas que producen oxígeno, y son la base de la cadena alimentaria en varios ecosistemas acuáticos.

Entre el 3000 y el 2000 a. C.:

Los habitantes prehistóricos de España crearon una imitación del ámbar

Luego de analizar sitios funerarios en Sevilla y cerca de Barcelona, investigadores encontraron objetos con el mismo brillo y color que esta resina fosilizada.

Los habitantes prehistóricos de la península ibérica crearon “ámbar de imitación” mediante el revestimiento de cuentas de collar con varias capas de resina de árboles. Así lo asegura un estudio publicado ayer en PLOS One.

Estudios anteriores ya habían confirmado la importancia ornamental y simbólica del ámbar para los pueblos prehistóricos europeos.

Los autores de esta nueva investigación obtuvieron cuentas de dos sitios prehistóricos españoles: dos de una tumba de la cueva en el sitio de La Molina (Sevilla), que data del 3000 a. C., y cuatro de un sitio de entierro en Cova del Gegant, cerca de Barcelona, del 2000 a. C.

Con la ayuda de diversas técnicas, los autores analizaron la composición química y la estructura de las piezas, y descubrieron que habían sido recubiertas con capas de resina, logrando así un efecto que imitaba al ámbar (resina fosilizada).

“Estas cuentas de collar son las primeras imitaciones de ámbar descubiertas en toda Europa”, dijo a EFE Carlos Odriozola, investigador de la U. de Sevilla y autor principal.

Con la ayuda de varias técnicas de espectroscopia y una sonda de rayos X, entre otros implementos, los autores estudiaron la composición química y la estructura de las seis piezas. Así se vio que las perlas de la Cova del Gegant tenían un núcleo de concha de molusco, cubierto por un recubrimiento de varias capas formado por resinas de árbol, muy probablemente, pino.

Las cuentas de La Molina también estaban compuestas por un núcleo; en este caso, una semilla, cubierta por una resina similar al ámbar, así como por dos capas superiores de cinabrio y calcita, dos minerales, que forman parte del ritual funerario de la época, según indica La Vanguardia.

Los autores especulan que estas tecnologías de recubrimiento se utilizaron para imitar la translucidez, el brillo y el color del ámbar, ya que durante este período el ámbar era relativamente raro y muy solicitado.

Sin embargo, ambos sitios contenían otros materiales exóticos, como marfil, oro y cinabrio, por lo que no está claro por qué quienes eran capaces de obtener estos productos raros utilizarían alternativas de ámbar. Los investigadores sospechan que, especialmente en la Cova del Gegant, donde se encontró “ámbar de imitación” junto a las cuentas de ámbar verdadero, comerciantes pudieron haber sustituido el ámbar por uno falso, de bajo costo, para engañar a sus compradores.

VOLVER SIGUIENTE