Martes 23 de Febrero de 2021

Agencia de Cooperación Internacional del Japón:

Guía al mundo con lazos de confianza

La pandemia no ha impedido que JICA continúe con sus valiosas actividades en Chile, donde colabora hace más de seis décadas en distintas áreas.

La Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) es un organismo autónomo a cargo de la Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD) del Gobierno japonés, que contribuye al desarrollo socioeconómico de los países en vías de desarrollo.

Sus actividades se enfocan, principalmente, en aspectos económicos, ambientales y sociales, así como también en el empoderamiento de las personas y el fortalecimiento de la prosperidad, paz y colaboración mutua.

En Chile, inició su asistencia en 1958 y, a, partir de ese momento, la cooperación se ha desplegado en áreas como: salud, medio ambiente, minería, agricultura, acuicultura, educación y gestión de riesgo de desastres.

En junio de 2018, el Gobierno del Japón resolvió continuar con la cooperación bilateral, a pesar de que Chile dejó de ser un país elegible según las definiciones del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). Esto, por considerar que aún tiene una brecha en lo social y económico, una persistente vulnerabilidad ante desastres naturales y una creciente amenaza por los efectos del cambio climático, entre otros.

De esta manera, se inició una nueva etapa en la relación de cooperación con el país.

Publicidad

Voluntarios japoneses en Chile

Desde 1996, más de 310 voluntarios japoneses han trabajado en diversos lugares de Chile, en áreas como el desarrollo económico local, medio ambiente y salud.

En el Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda, por ejemplo, una voluntaria contribuyó a fortalecer el programa de deportes para personas con discapacidad. Además, mejoró las competencias del equipo de natación, llevándolo a competencias nacionales donde obtuvo varias medallas.

Acuicultura sustentable

Las universidades de La Frontera, Antofagasta y Los Lagos, en conjunto con el Instituto de Fomento Pesquero, están realizando una investigación con contrapartes japonesas sobre el fenómeno de la marea roja y para contar con un sistema de predicción temprana para el sector acuícola y para el cuidado del ecosistema marino.

Los adultos mayores como prioridad

Próximamente, JICA iniciará un nuevo proyecto con el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) que busca desarrollar un modelo de cuidado comunitario de los adultos mayores, basado en la experiencia de Japón, donde opera un sistema de cuidado integral a nivel comunitario de prevención e integración de los mayores.

Becas para chilenos

Uno de los esquemas más representativos de JICA es el Programa de Capacitación en Japón, que cada año recibe a unos 15 mil profesionales de todo el mundo.

A la fecha, alrededor de 4 mil becarios chilenos han asistido a diferentes cursos.

Ronald Álvarez (en la imagen) es uno de ellos, y, en estos momentos, se encuentra capacitándose por tercera vez en el país asiático. Específicamente en el Laboratorio de Ingeniería Estructural de la Universidad de Tohoku, donde ha desarrollado un sistema de identificación de daños para edificios, que puede ser utilizado como sistema de alerta temprana, metodología de diagnóstico y evaluación de salud estructural. “Este entrega parámetros clave a ingenieros estructurales y autoridades frente a vulnerabilidades en estructuras, pudiendo prevenir colapsos y fatalidades”, explica.

Alianza para la cooperación en Latinoamérica

Desde 1999, JICA y la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID) se asociaron para ayudar en otras fronteras.

Próximamente, se iniciará el Proyecto de Profundización de los Procesos de Inclusión Financiera del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) para los Pequeños Productores de la Agricultura Familiar del Paraguay, que contará con la asistencia técnica del Instituto de Desarrollo Agropecuario de Chile (Indap).

Covid-19

Durante la pandemia, JICA ha enviado a cuatro profesionales chilenos a Japón para hacer postítulos, mientras otros han participado en cursos online. Asimismo, se les ha dado mayor uso a las herramientas tecnológicas para avanzar en los propósitos y metas propuestas de sus proyectos. “Es así como, a pesar de las dificultades, estamos haciendo los esfuerzos para continuar nuestra labor en Chile”, señalan en la agencia.

VOLVER SIGUIENTE