Jueves 8 de Abril de 2021

El caso de Juana Rodríguez:

Cree que su calificación socioeconómica es “errónea”, impidiéndole optar a bonos

Dice que no posee ingresos, que se le terminaron los fondos en la AFP y que no puede acceder a la Pensión Básica Solidaria. Del IPS le responden.

“El Gobierno actualizó en enero mi Registro Social de Hogares, basándose en los ingresos percibidos el 2020 y que determinaron una renta mensual de $460 mil y $555 mil para este 2021. Ese monto es erróneo, debido a que mis ingresos fueron ínfimos. ¡No es real y me deja fuera de todo beneficio!”, reclamó Juana Rodríguez.

Afirmó que esa supuesta renta la ha perjudicado, ya que le impide solicitar los bonos entregados por el Gobierno y acceder a la Pensión Básica Solidaria. “Hace dos años me quedé sin pensión de vejez, por término de fondos en la AFP”, dijo.

En el IPS nos precisaron que el Registro Social de Hogares (RSH) es un sistema de información que apoya los procesos de selección de beneficiarios de un conjunto de subsidios y programas sociales. Se levanta con datos aportados por el hogar y bases administrativas del Estado.

Aclaran que los factores que determinan la calificación socioeconómica son:

Suma de ingresos laborales, de pensión y de capital de todos los integrantes del hogar. En caso de ser estudiantes que además trabajen (hasta los 24 años), se considera solo la parte del ingreso que excede 2 sueldos mínimos.

Número de miembros del hogar.

Características de los integrantes: edad, discapacidad o dependencia.

Evaluación de bienes y servicios a los que accede o posee un hogar y que permiten inferir su nivel socioeconómico al ser contrastado con el ingreso real.

Si la lectora considera que la información no es correcta, debe contactarse a través del sitio web de la municipalidad y solicitar la actualización de sus datos, o en el sitio web del RSH.

Asimismo, el IPS constató que la lectora figura como afiliada pensionada bajo Retiro Programado, sin derecho a pago por agotamiento de saldo en su cuenta.

También —dicen—, se comprobó que se le rechazó el Aporte Previsional Solidario (APSV) por código 61; es decir, por Puntaje de Focalización Previsional (PFP) superior a 1.206 puntos, que es el corte para la concesión del beneficio (sumó 3.139 puntos). Los factores que incidieron fueron que reporta ingresos del SII y tiene pensión de la AFP, lo que hizo que los ingresos del grupo familiar se elevaran.

Al 26 de noviembre, su PFP es de 3.247 puntos. “Sin embargo, su cálculo corresponde a un proceso dinámico, de modo que si las condiciones del grupo familiar varían, se podría solicitar una nueva evaluación en la municipalidad, y que el PFP se ajuste a la realidad, y esté en condiciones de postular de nuevo a los beneficios del Pilar Solidario”.

En cuanto al APSV, se trata de un aporte en dinero que el Estado entrega para complementar las pensiones de quienes reciben montos muy bajos y cumplen lo siguiente:

Tener 65 años (hombre o mujer).

Ser titulares de pensiones de vejez, invalidez o sobrevivencia del DL N° 3.500.

Pensionados del IPS.

Personas con derecho a una pensión de sobrevivencia otorgada por la Ley N° 16.744.

No ser imponente ni percibir pensión de Dipreca o Capredena.

Tener una pensión inferior o igual a la Pensión Máxima con Aporte Solidario (no sumar ingresos superiores a $467.894).

Acreditar residencia en el país por 20 años continuos o discontinuos, contados desde que cumple 20 años de edad.

Integrar un grupo familiar perteneciente al 60% más pobre de la población.

En cuanto a los bonos estatales, del IPS nos indican que el Covid-19 es un beneficio de emergencia destinado a:

Familias beneficiarias de Subsidio Familiar al 29/02/2020.

Familias que son parte del Sistema Seguridades y Oportunidades al 29/02/2020.

Hogares que al 1 de abril pertenezcan al 60% más vulnerable, que no tengan ingresos formales por trabajo ni por pensión, que no sean beneficiarias por sus cargas o causantes de SUF o Asignación Familiar y no estén en el sistema de SS y OO.

PUNTAJE

El PFP se conforma con información recogida del Ministerio de Desarrollo Social, el municipio, SII y la Superintendencia de Pensiones.

Quiere que terminen

las obras en la plazuela

En la plazuela del Ceibo, la empresa de ingeniería abandonó la obra a fines de febrero, retiró sus equipos y cerró el perímetro, quedando —aparentemente— en manos de la Municipalidad de Vitacura. Durante marzo, aquella se ha mantenido cerrada, sin avance alguno a pesar del anuncio de que quedará terminada en la segunda quincena del mes. Los vecinos, después de dos años, seguimos esperando una solución que se ha postergado repetidas veces.

RESUELTO Desde la Secretaría Comunal de Planificación (Secpla) de la Municipalidad de Vitacura, nos informan que “los arreglos están listos y a la espera del certificado sanitario de agua potable de Aguas Cordillera, para que Vitacura lo tome en mantención. Por eso aún no se saca el cierre perimetral de las obras”.

Necesita que le conecten el empalme eléctrico a su parcela

Desde el 15 de enero estoy intentando conectar el empalme eléctrico en mi parcela ubicada en la Reserva Ecológica Oasis de la Campana. Pagué todo lo que correspondía, he enviado los papeles que me han pedido tres veces y aún no logro contar con mi empalme eléctrico. Chilquinta tiene el monopolio de la electricidad en la zona y su funcionamiento es pésimo. Después de dos meses y medio, habiendo seguido cada paso que me han indicado, aún no tengo luz en mi propiedad.

SOLUCIONADO Chilquinta nos comunicó que “tomamos contacto inmediato con la usuaria. Gracias a esto fue posible aclarar que las fechas indicadas en su reclamo corresponden a gestiones efectuadas por ella con un instalador particular, totalmente ajeno a la compañía. En paralelo, verificamos que dicha solicitud de empalme fue ingresada por la requirente en nuestro sistema recién el 9 de marzo. Esta presentó una observación, la que fue corregida (también por la solicitante) con fecha 29 de marzo, dando paso a su aprobación. Tras esto, la actualización de la información fue recibida a plena conformidad por la clienta”.

Sin seguro de desgravamen

El motivo de mi carta es sumamente doloroso, ya que implica la muerte de mi señora, que falleció el 8 de enero de forma muy imprevista. Con ella teníamos una cuenta empresa bipersonal en Banco Santander y cuando vino el tiempo de la pandemia y comenzó la oferta de los créditos Covid con aval del Estado, nos ofrecieron uno por internet. Lo tomamos porque era una gran ayuda y siempre hemos pagado todos los préstamos que nos han hecho, los que además incluyen seguro de desgravamen. Sin embargo, para mi sorpresa, me percaté de que no traía la mentada póliza porque, según el banco, este tipo de créditos, al ser de bajo interés, no cuentan con ello. Eso nunca se nos dijo. Quiero una explicación.

RESPUESTA De Banco Santander nos dijeron que contactaron a nuestro lector para contestarle respecto de lo que él estaba solicitando.

Para sus cartas, preguntas y foto-denuncias diríjase a la casilla 13D / Santiago, a linea.directa@mercurio.cl o al fax 2956 2611

Voz del lector

Restricción para unos negocios y no para otros

Con mucha desazón veo que en las cuarentenas de la Región Metropolitana se privilegia a algunos por sobre otros. Tenemos un pequeño negocio familiar de lavado de autos y lubricentro, que por instrucción de la autoridad sanitaria no podemos abrir. Pero las bencineras sí pueden hacerlo bajo el argumento de negocio esencial, producto de que venden combustible. Como diría cierto humorista: “Sospechosa la h…”.

sudoku

Comience poniendo un número entre 1 y 9 en cada casilla vacía, pero recuerde que ninguno debe repetirse en una misma columna, en la misma fila ni en la misma sección de 3 x 3. Las categorías de dificultad de los sudokus, de mayor a menor, son las siguientes: Platino, Oro, Plata y Bronce

VOLVER SIGUIENTE